Publicado 03/05/2016 18:16CET

Los hábitos alimenticios, más importantes que el alimento en sí

Mujeres andando y comiendo
FLICKR MARIO MANCUSO

   MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

   Cuando uno decide mejorar su alimentación para hacerla más saludable hace una búsqueda rápida por Internet para ver cuáles son los alimentos con más propiedades nutricionales y elaborar el menú que más se ajuste a nuestros gustos. Sin embargo, "más que el alimento en sí lo importante son los hábitos que se adquieren", según ha destacado Xavier Medina, director de la cátedra UNESCO de Alimentación, Cultura y Desarrollo de la Universidad Oberta de Catalunya(UOC).

   "Un alimento absolutamente sano pero preparado de manera no tan sana va perdiendo propiedades, la cosa no es qué alimento comemos sino cómo lo preparamos, a qué velocidad lo comemos y cuál es nuestro estilo de vida, todo eso da el resultado final de cómo nos sienta la alimentación", ha reconocido este experto, que esta semana recogerá el premio 'Golden Orange Award' en la feria internacional Expofooding por su contribución a la divulgación de la cultura alimentaria y gastronómica.

   Medina reconoce en declaraciones a Europa Press que tan importante como las propiedades de cada alimento son cómo se combinan unos y otros, cómo se cocinan y la velocidad a la que se consumen, que en ocasiones están condicionado por los horarios que la jornada laboral deja para comer.

   En los últimos años la alimentación en España ha cambiado radicalmente gracias a la "globalización", que ha permitido acceder a una mayor variedad de alimentos "a precios más asequibles". Y aunque esto también ha conllevado también el auge de la comida basura, este experto no cree que ésta tenga la culpa del incremento del sobrepeso que también se ha observado en estos últimos años.

   "Se debe más al cambio de vida que también se ha producido, pasando de una vida más rural y unos trabajos más físicos a una vida más urbana, que favorece el sedentarismo", según ha explicado Medina.

EL TAPEO Y EL PICOTEO, 'FAST-FOOD' A LA ESPAÑOLA

   De hecho, reconoce que España está a la cola de lo que también se conoce como comida rápida o 'fast-food' gracias al tapeo o el picoteo, que a su juicio es "nuestra propia comida rápida al margen de cadenas industriales".

   Además, celebra que en los últimos años haya aumentado el interés por la alimentación sana y los productos más naturales o ecológicos, como consecuencia de "la pérdida del control y de información de lo que uno come".

   "Creo que no será algo pasajero y es una corriente que ha venido para quedarse", ha reconocido este experto, que admite que a ello también ha contribuido el auge de la alta cocina, que "ha creado un mayor interés por la gastronomía y valora más el producto y diferentes formas de cocinado".