Expertos recomiendan cuidar la alimentación y la hidratación de personas con Alzheimer para evitar golpes de calor

Archivo - Expertos recomiendan cuidar la alimentación y la hidratación de personas con Alzheimer para evitar golpes de calor
Archivo - Expertos recomiendan cuidar la alimentación y la hidratación de personas con Alzheimer para evitar golpes de calor - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / HALFPOINT - Archivo
Publicado: lunes, 1 julio 2024 14:13

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Profesionales de ACE Alzheimer Center Barcelona han recomendado cuidar la alimentación y la hidratación de personas con Alzheimer, entre otros consejos, para evitar golpes de calor y garantizar un verano seguro tanto para ellos, que son más vulnerables a los efectos negativos del calor, como para sus cuidadores.

Según han explicado, las personas con demencia a menudo tienen dificultades para recordar cuándo bebieron por última vez, sienten menos sed y suelen seguir una dieta poco variada. Además, la movilidad limitada y el uso de medicamentos que afectan el sistema nervioso central, como tranquilizantes, antidepresivos y diuréticos, también pueden aumentar el riesgo de golpes de calor. Esto se ve agravado cuando viven solos, pues pueden tener más dificultades para identificar los síntomas de deshidratación.

La responsable de Enfermería de la Unidad de Atención Diurna de Ace, Montse Bergés, ha instado a los cuidadores a estar atentos y garantizar que las personas con demencia mantengan hábitos y rutinas saludables para hacer frente al calor. A este respecto, ha señalado la importancia de asegurarse de que beban agua regularmente y, en caso de que la persona no tenga capacidad para pedirla, ofrecerle tomar un poco con frecuencia.

Evitar salir a la calle durante las horas más calurosas, así como no tomar las comidas demasiado calientes o contundentes y asegurarse de que visten ropa ligera son otras de las recomendaciones de Bergés, quien ha añadido que es vital mantener un contacto frecuente si la persona con Alzheimer vive sola y revisar la medicación con el médico en caso de que esta puede influir en la termorregulación.

Por su parte, la subdirectora de la Unidad de Atención Diurna de Ace, América Morera, ha destacado la importancia de adaptarse a las necesidades y capacidades de cada persona. Además, ha explicado la necesidad de que los cuidadores principales también puedan descansar durante esta época. "No es necesario renunciar a las vacaciones, se trata de adaptarnos a la nueva situación para que el verano pueda ser un tiempo de descanso y comodidad para todos", ha señalado.

Los expertos han insistido también en la importancia de realizar actividades de estimulación cognitiva, como la lectura, los paseos o la pintura. Mantener una actividad cognitiva y física diaria es fundamental, estableciendo pautas y participando en tareas sencillas como poner la mesa o jugar una partida de dominó. Estas actividades ayudan a evitar situaciones de ansiedad o estrés causadas por un exceso de estímulos.

Es crucial que los cuidadores y el entorno cercano de las personas con demencia estén atentos a la posible aparición de síntomas de riesgo y, en caso necesario, se pongan en contacto con los servicios sanitarios, han subrayado. La atención y vigilancia adecuadas pueden marcar la diferencia en la salud y bienestar de las personas con demencia durante el verano.

Contador

Leer más acerca de: