Publicado 26/01/2021 14:36CET

Un estudio en ratones muestra que el ayuno intermitente puede ayudar a reducir la metástasis del cáncer de mama

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego, el Centro de Cáncer Moores y Asuntos de Veteranos de San Diego. Sistema de salud (VASDSH) han observado, en un estudio realizado en ratones, que el ayuno intermitente puede ayudar a reducir la metástasis del cáncer de mama.

Los hallazgos, publicados en la revista 'Nature Communications', muestran que la alimentación con restricción de tiempo, una forma de ayuno intermitente alineada con los ritmos circadianos, mejoró la salud metabólica y los ritmos circadianos tumorales en ratones con cáncer de mama posmenopáusico provocado por la obesidad.

Los investigadores utilizaron modelos de ratones hembra que imitaban las condiciones hormonales posmenopáusicas para investigar si la alimentación restringida en el tiempo de ratones obesos afectaba el desarrollo y crecimiento de tumores y reducía la metástasis del cáncer de mama en los pulmones.

Se compararon tres grupos en diferentes modelos de ratón. Un grupo tenía acceso a alimentos las 24 horas, un segundo tuvo acceso a alimentos durante ocho horas por la noche cuando los ratones están más activos, y un tercer grupo tuvo una dieta baja en grasas sin restricciones.

Tanto la obesidad como la menopausia pueden alterar los ritmos circadianos, lo que a su vez puede conducir al desarrollo de resistencia a la insulina y predispone a las personas a enfermedades crónicas como el cáncer. Los datos indican que los niveles elevados de insulina en ratones obesos están impulsando el crecimiento tumoral acelerado.

De hecho, la elevación artificial de los niveles de insulina aceleró el crecimiento tumoral, mientras que la reducción de los niveles de insulina podría imitar el efecto de la alimentación con restricción de tiempo. Los resultados sugieren que el efecto antitumoral de la alimentación con restricción de tiempo se debe a la mejora de la salud metabólica y la reducción de los niveles de insulina.

"La alimentación con restricción de tiempo tiene un efecto positivo sobre la salud metabólica y no desencadena el hambre y la irritabilidad que se asocian con el ayuno prolongado o la restricción de calorías. A través de sus efectos metabólicos beneficiosos, la alimentación restringida en el tiempo también puede proporcionar una estrategia económica, fácil de adoptar, pero efectiva para prevenir e inhibir el cáncer de mama sin requerir un cambio en la dieta o la actividad física", han zanjado los investigadores.