Actualizado 29/05/2020 14:33:07 +00:00 CET

El consumo de lácteos no ayuda a prevenir la pérdida ósea

Leche, batido, mayor, anciano, vaso, bebiendo
Leche, batido, mayor, anciano, vaso, bebiendo - PIXABAY - Archivo

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

Un estudio llevado a cabo por la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS, por sus siglas en inglés) ha puesto de manifiesto que el consumo de lácteos no ayuda a prevenir la pérdida ósea o las fracturas relacionadas con la edad y, especialmente, durante la menopausia.

Durante la infancia se suele recomendar el consumo de leche ya que los productos lácteos contienen más de 12 nutrientes esenciales que promueven la mineralización ósea, incluidos calcio, fósforo, vitamina D y proteínas de alta calidad.

Desafortunadamente, a medida que las mujeres entran en la transición de la menopausia, la pérdida ósea se acelera y puede conducir a la osteoporosis. En este sentido, en el estudio, publicado en la revista 'Menopause', se ha comprobado que la ingesta de estos alimentos no ralentiza esta pérdida ósea ni mitiga el riesgo de fracturas.

Para alcanzar esta conclusión, los expertos analizaron el efecto de la ingesta de lácteos en la densidad mineral ósea femoral y de la columna vertebral. Debido a que dos de los mayores factores de riesgo para la osteoporosis, la edad y el sexo, están fuera del control de una mujer, existe un mayor enfoque en los posibles factores de riesgo modificables para retrasar esta enfermedad esquelética progresiva, irreversible, relacionada con la edad y que hace que una mujer más susceptible a fracturas óseas.

"Este estudio se suma a los datos existentes, aunque inconsistentes, que sugieren una falta de beneficio de la ingesta de lácteos sobre la densidad mineral ósea y el riesgo de fractura. Sin embargo, hay muchos otros beneficios para la salud de una dieta mediterránea rica en frutas, verduras, cereales, así como proteínas magras como pescado y lácteos bajos en grasa. Además, el ejercicio regular, como caminar o trotar, puede ayudar a mantener la fortaleza ósea y las actividades que mejoran la fuerza y el equilibrio, como el yoga y el tai chi, pueden ayudar a prevenir caídas", ha zanjado la directora médica de NAMS, Stephanie Faubion.

Para leer más