Publicado 16/03/2021 15:15CET

Un estudio español propone posibles alternativas para tratar la enfermedad celíaca

El pan de trigo sarraceno es una alternativa muy sana, y apta para celiacos, al pan de trigo tradicional
El pan de trigo sarraceno es una alternativa muy sana, y apta para celiacos, al pan de trigo tradicional - MARCU OVIDIU / LEVADURA MADRE

SAN SEBASTIÁN, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Genética, Antropología Física y Fisiología Animal de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) ha investigado el desarrollo de la inflamación intestinal en la enfermedad celíaca. En el estudio se ha descrito por primera vez que el gluten modifica las moléculas de ARN, lo que influye en la cantidad de diferentes proteínas y aumenta así la inflamación del intestino. Este descubrimiento les ha permitido proponer nuevas alternativas para tratar la enfermedad celíaca y otras enfermedades inflamatorias intestinales.

Desde la UPV/EHU han explicado que la enfermedad celíaca es un trastorno autoinmune complejo que afecta a personas genéticamente susceptibles. El gluten de la dieta desencadena una respuesta inmunitaria, frente a la que el único tratamiento disponible hasta ahora es seguir una dieta estricta sin gluten de por vida.

En esa línea, han apuntado que seguir la citada dieta "no resulta nada fácil" para los pacientes, ya que "les limita mucho su calidad de vida". Las dificultades para seguir una dieta tan estricta pueden aumentar el riesgo de desarrollar complicaciones como los cánceres gastrointestinales, por lo que es necesario conseguir otros tratamientos para combatir esta enfermedad.

A pesar de estar probado que ciertos genes están relacionados con la susceptibilidad genética a la enfermedad celíaca, "su papel en la patogénesis de la enfermedad sigue siendo desconocido, lo que dificulta el desarrollo de tratamientos", ha señalado.

Según ha explicado la investigadora Ikerbasque Ainara Castellanos-Rubio, en la investigación han descrito por primera vez que el gluten "modifica las moléculas de ARN". "En concreto, hemos observado que el consumo de gluten por parte de células, ratones y seres humanos puede modificar el ARNm (ARN mensajero) del gen denominado XPO1, lo que se traduce en un aumento de la producción de proteínas XPO1 y en un aumento de la inflamación del intestino", ha detallado.

Por otra parte, ha señalado que "una variante genética incluida en el gen XPO1 incide en esta modificación del ARN y aumenta el riesgo de desarrollar inflamación intestinal en personas con variable de riesgo".

El estudio ha sido publicado en la revista Gut, una de las más importantes de gastroenterología y hepatología. Según explican en el artículo, esta investigación propone nuevas alternativas para tratar la enfermedad celíaca y otras enfermedades inflamatorias intestinales.

"Nuestra investigación ha descrito nuevas dianas terapéuticas y ha abierto la posibilidad de desarrollar nuevos enfoques terapéuticos para tratar la enfermedad celíaca. En la actualidad estamos evaluando diferentes moléculas dirigidas a estas proteínas y algunas ya están siendo utilizadas para tratar otras enfermedades intestinales", ha explicado Castellanos-Rubio.

De cara a un futuro más lejano, la investigadora concluye que "adaptando la dieta o utilizando agentes dietéticos podremos ser capaces de modificar de una manera u otra el ARN, de forma que se frene o impida el desarrollo de determinadas enfermedades".

Contador