Un estudio demuestra que la cúrcuma puede ayudar a prevenir o combatir el cáncer de estómago

Cúrcuma
FLICKER//HODIHU - Archivo
Publicado 23/04/2019 18:04:15CET

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Federal de São Paulo (UNIFESP) y la Universidad Federal de Pará (UFPA) en Brasil ha descubierto que las raíces de la planta de cúrcuma (Curcuma longa) pueden ayudar a prevenir o combatir el cáncer de estómago.

Para llevar a cabo el trabajo, los investigadores realizaron una revisión de la literatura científica sobre todos los nutrientes y compuestos bioactivos con el potencial de prevenir o tratar el cáncer de estómago, descubriendo así que la curcumina es una de ellas. Y es que, compuestos como el colecalciferol (una forma de vitamina D), el resveratrol (un polifenol) y la quercetina pueden prevenir o combatir el cáncer de estómago porque son reguladores naturales de la actividad de las histonas.

Las histonas son proteínas en los núcleos celulares que organizan la doble hélice del ADN en unidades estructurales llamadas nucleosomas. Cada nucleosoma está hecho de ADN enrollado como un carrete alrededor de ocho proteínas de histona (un octámero de histona) para compactar el ADN de modo que encaje en la célula, donde se empaqueta en cromatina.

La modificación química postraduccional de la cadena de aminoácidos en estas proteínas, como la acetilación (introducción de un grupo acetilo) o la metilación (adición de un grupo metilo), puede afectar la compactación de la cromatina y, por lo tanto, la expresión génica.

"Si las histonas están acetiladas, por ejemplo, la cromatina estará menos condensada, y un gen en una región del segmento de ADN estará disponible para su expresión. Por el contrario, si las histonas no están acetiladas, la cromatina se condensará más y el gen no se expresará ", han explicado los expertos.

La investigación llevada a cabo en los últimos años ha sugerido que la modificación de la histona postraduccional provoca alteraciones en la expresión génica sin afectar la secuencia del ADN. Estas variaciones epigenéticas influyen en el desarrollo de diferentes tipos de cáncer.

En este sentido, para determinar si esta hipótesis también se aplicó al cáncer de estómago, los investigadores estudiaron los patrones de acetilación de histonas en muestras de células estomacales de individuos sanos y pacientes diagnosticados con cáncer de estómago.

Los investigadores encontraron que las células de los pacientes con cáncer de estómago mostraron alteraciones en el patrón de expresión de las histonas acetiltransferasas (HAT) y las histonas deacetilasas (HDAC). Estas alteraciones son epigenéticas y afectan la estructura y la integridad del genoma en muchos tumores, incluido el cáncer de estómago.

Debido a que investigaciones recientes también han demostrado que los nutrientes y los compuestos bioactivos pueden regular la actividad de los HAT y HDAC, los científicos se propusieron identificar cualquier actividad que pudiera influir en la acetilación de las histonas y, por lo tanto, ayudar a prevenir el cáncer de estómago o incluso tratar la enfermedad.

Además de la curcumina, otros compuestos que desempeñan un papel clave en la modulación de la actividad de las histonas son el colecalciferol, el resveratrol (presente principalmente en las semillas de uva y el vino tinto), la quercetina (abundante en manzanas, brócoli y cebollas), el garcinol (aislado de la corteza de el árbol de kokum, Garcinia indica), y butirato de sodio (producido por bacterias intestinales a través de la fermentación de fibra dietética).

"Estos compuestos pueden favorecer la activación o la represión de los genes implicados en el desarrollo del cáncer de estómago al promover o inhibir la acetilación de histonas. La curcumina, por ejemplo, influye en las modificaciones de las histonas principalmente al inhibir las HAT y las HDAC para suprimir la proliferación de células cancerosas e inducir la apoptosis (muerte celular programada). El Garcinol, cuya estructura química se asemeja a la de la curcumina, inhibe los HAT y ayuda a prevenir el cáncer de estómago al neutralizar los radicales libres.

Contador

Para leer más