Estrógenos en la leche de vaca, ¿es seguro su consumo en adultos?

Leche, vaso
PIXABAY - Archivo
Publicado 29/10/2018 8:02:34CET

   MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Los estrógenos que se encuentran naturalmente en la leche de vaca probablemente sean seguros para el consumo humano en los adultos, según una nueva revisión publicada en 'European Journal of Endocrinology'. La revisión reúne evidencia científica de más de una docena de roedores y estudios en humanos que examinaron los efectos de la ingestión de leche de vaca con estrógenos en la fertilidad y el riesgo de desarrollo de cáncer.

   Los hallazgos de la revisión sugieren que los niveles de estrógenos encontrados naturalmente en la leche son demasiado bajos para representar un riesgo para la salud de los adultos, y que no hay necesidad de preocupación pública. Los estrógenos, hormonas sexuales femeninas, están presentes de forma natural en la leche de vaca y, con más de 160 millones de toneladas de leche de vaca producida en la Unión Europea solo en 2016, es un componente común de la dieta humana.

   Se ha demostrado que las prácticas agrícolas intensivas elevan los niveles de estrógenos que se encuentran en la leche, lo que ha aumentado la preocupación sobre sus posibles efectos perjudiciales para la salud humana. La ingesta de estrógenos puede tener efectos de gran alcance en la salud, incluida la reducción de la fertilidad, el desarrollo fetal alterado o un mayor riesgo de cánceres relacionados con las hormonas.

SIN EFECTOS EN LA SALUD REPRODUCTIVA NI EL RIESGO DE CÁNCER

   En esta revisión, el profesor Gregor Majdic y el profesor Tomaz Snoj, de la Universidad de Ljubljana, en Eslovenia, revisaron la evidencia científica de más de una docena de estudios que evaluaron la seguridad de ingerir leche con estrógenos, tanto en roedores como en humanos. En la mayoría de los estudios en los que se alimentó a ratas con leche o con estrógenos derivados de la leche, no se observaron diferencias en la salud reproductiva ni en el riesgo de cáncer.

   Los estudios que informaron de cambios en la función reproductiva u otros efectos dañinos investigaron los niveles de estrógenos que exceden en gran medida la cantidad de leche que una persona puede consumir normalmente. Aunque algunos estudios en humanos han sugerido que la ingesta de leche puede afectar a los niveles de la hormona de crecimiento en los niños, aún no está claro si esta vinculación está relacionada con la ingesta de estrógenos o si existen otros efectos adversos en su salud.

   Sin embargo, la fuerza de la evidencia de la mayoría de los estudios revisados ??sugeriría que los niveles de estrógeno en la leche son demasiado bajos para afectar a la salud de los adultos. Aunque, este estudio solo examinó los posibles efectos de los estrógenos y no otros efectos perjudiciales o beneficiosos para la salud de la leche de vaca.

   El profesor Gregor Majdic afirma: "La mayoría de los estudios que revisamos concluyeron que las concentraciones de estrógenos que se encuentran naturalmente en la leche son demasiado bajas para representar un riesgo para la salud reproductiva o el desarrollo del cáncer en los adultos. Sin embargo, faltan estudios que analicen cualquier efecto dañino de las hormonas de la leche de vaca en el bebé y el desarrollo infantil y la salud".

Contador