Publicado 06/07/2022 08:17

Esto es lo que hacemos mal con nuestra alimentación, ¡Descubre cómo darle la vuelta!

Archivo - Nevera
Archivo - Nevera - ANDREYPOPOV/ ISTOCK - Archivo

   MADRID, 6 Jul. (EDIZIONES) -

   Si en un bus con pasajeros el 32% del depósito de gasolina fuera quitaesmalte, ¿qué te parecería?, o si el depósito de queroseno que lleva el avión fuera barro, ¿cómo lo verías? Los españoles comemos mal, tomamos más calorías a partir de alcohol que a partir de legumbres, por ejemplo.

   De hecho, según denuncia en una entrevista con Infosalus el dietista-nutricionista Julio Basulto, "el 32% de las calorías que los españoles adquieren en la dieta provienen de los ultraprocesados, es un escándalo".

   Así defiende que no es que los españoles comamos poca fruta y poca verdura, porque en España más o menos en este sentido estamos bastante bien con respecto a otros países del entorno, sino que el problema en su opinión es que tomamos mucha cantidad de ultraprocesados, de azúcar, de alcohol, de sal o de potenciadores del sabor, por ejemplo.

   Por ello, acaba de publicar con Vergara 'Come mierda', un manual en el que pone sobre la mesa toda esta realidad y aporta los mejores consejos nutricionales en este sentido porque, como bien dice, está en nuestra mano mejorar nuestra alimentación, y en definitiva, nuestra salud y nuestra calidad de vida.

   Con ello, advierte de que hoy en día el porcentaje de calorías que obtenemos a partir de las bebidas azucaradas y alcohólicas es superior al que obtenemos con las frutas, hortalizas, y legumbres y según defiende: "No es cuestión de tomar más de estas sino menos cantidad de lo otro. Y además, no es que tomemos una dieta insuficiente en legumbres, frutos secos, productos integrales, frutas hortalizas, sino que abusamos de muchos procesados".

   Lamenta en este sentido que el mensaje "come mierda, come comida basura" abunda en nuestros medios de comunicación y redes sociales. "Lo recibimos en tantas ocasiones que contrarrestarlo es tiránico en gran parte de las ocasiones", remarca.

LOS PEORES ALIMENTOS QUE PODEMOS INGERIR

   Por eso, Basulto pide tener en cuenta que los peores alimentos que podemos ingerir en nuestro día a día son sobre todo los que se anuncian por televisión, porque es "raro", según dice, que por televisión se anuncien frutas y hortalizas. "Suelen anunciarse los alimentos que más se han acreditado como perjudiciales para la salud: las bebidas azucaradas y los cárnicos procesados", indica.

   En este sentido, este dietista-nutricionista y profesor universitario en la Facultad de Ciencias de la Salud y Bienestar de la Universidad de Vic subraya que hay una relación "muy clara" entre su consumo y el riesgo de mortalidad o de desarrollo de patologías crónicas tipo cáncer, diabetes, hipercolesterolemia, hipertensión, resistencia a la insulina, entre otras.

   Además, avisa de que entre las principales consecuencias para nuestra salud de comer mal se encontraría igualmente el contar con una peor calidad de vida, incluyendo la vida sexual o la calidad de la piel: "Si vas a tener más riesgo cardiovascular en 30 años no te importa mucho, pero si te digo que a partir de los 65 no vas a poder coger a tus nietos porque vas a tener un cuerpo achacoso o no vas a poder subir escaleras te influirá más".

   Es más, resalta que no es lo mismo morir y que en tus últimos 20 años de vida hayas tenido una vejez saludable, que el hecho de que tus dos últimas décadas hayas tenido un cuerpo achacoso donde no has podido disfrutar todo lo que querías.

   Habla también de la calidad de la piel con el comer mal, así como de su relación con el tabaquismo, que seriamente lo perjudica. "Una mala dieta es signo de peor calidad de la piel, de arrugas, de manchas, de riesgo de infecciones", alerta.

   En el plano sexual Basulto señala que el comer mal también influye y personas con 50 años tienen una mala vida sexual por los malos hábitos de vida pasados, y mantenidos en el tiempo, y donde se incluye la alimentación.

   "Pero hay tantos alimentos ultraprocesados a nuestro alcance, que forman parte del supermercado, donde es muy fácil encontrar comida malsana, hay tantos a nuestro alcance que el conjunto de ultraprocesados hace que el 32% de nuestras calorías sean eso y no es lógico ni saludable", insiste este experto en Nutrición.

PEQUEÑOS CAMBIOS PARA COMER MEJOR

   Con todo esto, Julio Basulto basa sus recomendaciones para una mejor alimentación y dieta en la Guía 'Pequeños cambios para comer mejor' de la Generalitat de Cataluña donde se insiste en la importancia de ingerir más frutas frescas, más hortalizas, más legumbres, más frutos secos sin miel y sin sal, aparte de llevar una vida más activa, y social.

   "Cambia a hidratarte con agua del grifo, a granos integrales, cambia al aceite de oliva en vez de grasas animales, y cambia a los alimentos de temporada y proximidad porque son más sostenibles; aparte de consumir menos azúcar y sobre todo menos productos azucarados, así como menos sal y productos salados, menos carnes rojas y procesadas, y menos ultraprocesados", sostiene.

   Entonces, 'comer bien' lo define como 'no comer mal'. "No hace falta que tu dieta sea 100% saludable. No es más limpio el que más limpia sino que el que menos ensucia, y esto se podría aplicar a la alimentación. Comer bien no es tanto obsesionarte en hacer combinaciones de alimentos, si no que es más bien dejar de lado a los productos malsanos", sentencia.