Publicado 23/08/2021 13:49CET

Una encuesta señala que los europeos prefieren el sistema de etiquetado de alimentos Nutrinform frente a Nutriscore

Archivo - Nutriscore, etiquetado de alimentos, semáforo
Archivo - Nutriscore, etiquetado de alimentos, semáforo - CIBEROBN - Archivo

MADRID, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio realizado por la Universidad Luiss de Roma (Italia) que examinó la comprensión y las preferencias de los consumidores sobre los etiquetados nutricionales ha indicado que los europeos prefieren el sistema Nutrinform frente al Nutriscore.

Este estudio se llevó a cabo en siete países de la UE, incluida España, y se preguntó a una muestra representativa de casi 3.000 consumidores cómo calificaban una etiqueta nutricional Nutriscore y una etiqueta nutricional Nutrinform desde las perspectivas de comprensión, información, utilidad en la compra de opciones de alimentos más saludables y simpatía.

Los resultados indican que Nutrinform puntúa más alto que Nutriscore en Alemania, Grecia, Italia, Portugal, Rumanía y España en cuanto a comprensión y utilidad en las compras y simpatía.

En España, los resultados son también mejores en el apartado de comprensibilidad (Nutrinform 5.04, Nutriscore 4.58), ayuda para comprar (Nutrinform 5.07, Nutriscore 4.20), complejidad (Nutrinform 4.67, Nutriscore 3.77) y similitud (Nutrinform 4.96, Nutriscore 4.72).

El sistema de logotipo nutricional Nutrinform italiano nació inicialmente debido a un proceso de rechazo del Nutriscore vinculado no a discusiones de estrategias de salud pública sino a cuestiones puramente políticas y económicas internas en Italia.

Cuatro ministerios italianos propusieron el sistema Nutrinform como alternativa al Nutriscore basándose en los argumentos difundidos contra Nutrscore e impulsados por los grupos de presión agroalimentarios italianos.

El logotipo Nutrinform proporciona en el mismo esquema el contenido energético (en kJ y kcal), grasa, grasa saturada, azúcar y sal (en gramos) presentes en una porción de alimento (lo cual es establecido por el fabricante sin estandarización) y su porcentaje se presenta con relación a los aportes de referencia para un adulto (con una dieta de 2.000 kcal).

El porcentaje de energía y nutrientes aportados se indica a través de la imagen de una batería tomando como modelo las utilizadas en el marco de la carga de los teléfonos móviles.