Actualizado 11/05/2021 17:20 CET

El consumidor español es cada vez más exigente y está interesado en conocer el origen de los alimentos

Kellogg
Kellogg - KELLOGG

Según el estudio 'Kellogg, Sencillez desde el origen'

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El consumidor español se ha vuelto cada vez más exigente y le interesa conocer la composición de los alientos, el origen y el proceso de elaboración de los alimentos que consume, según se desprende del estudio 'Kellogg, Sencillez desde el origen'.

En concreto, el estudio señala que el 76% de los consumidores conoce que los alimentos de cultivo sostenible son aquellos que proceden de la agricultura que protege el medioambiente, es socialmente responsable y rentable para los agricultores.

De esta forma, Kellogg para dar respuesta a la necesidad de mayor información y transparencia que demandan los consumidores ha presentado en Europa su nuevo 'Manifiesto de Bienestar', en el que figura su plan de acciones para mejorar sus alimentos.

La multinacional ha anunciado que seguirá mejorando la composición de sus alimentos, sin renunciar a su sabor. Así, tiene previsto eliminar al menos el 20% de la sal para finales de 2022 y se reducirá en un 10% los niveles de azúcar de los cereales infantiles, renovándolos y haciéndolos más saludables.

La responsable de Nutrición en Kellogg en Iberia, Deisy Hervert, ha señalado que en España, desde 2011, Kellogg ha reducido el contenido de azúcar de sus alimentos, evitando así la ingesta de 1.700 toneladas de azúcares de la dieta de los españoles, "equivalente a 340.000 millones de cucharaditas de azúcar".

Por otro lado, la responsable de asuntos corporativos de la marca, Amparo Lobato, ha señalado que el "impacto de nuestros alimentos es mucho más amplio de lo que se ve en nuestras cajas". "Consiste en cómo cultivamos nuestros ingredientes y el impacto que tenemos en el planeta, además de cómo cocinamos y elaboramos nuestros alimentos. En Kellogg trabajamos para abastecernos cada vez más de ingredientes locales, como por ejemplo el arroz, cultivado en España", ha recordado.

Respecto a la sostenibilidad de los envases, desde hace unas semanas Kellogg está utilizando un nuevo tipo de paquete de cereales con menos espacio de aire y embalaje, lo que le va a permitir utilizar cerca de 190 toneladas menos de cartón y plástico al año, que, combinado con la eficiencia del transporte, eliminará 700 toneladas de carbono al año.

"Kellogg es una de las marcas más reputadas y confiables de Europa. Nuestra visión es construir un mundo bueno y justo en el que las personas no solo estén alimentadas, sino también se sientan satisfechas", ha recalcado la presidenta de Kellogg España, Susana Entero.