La dieta mediterránea es la "ideal" para ganar en salud y bienestar

EEUU.- La dieta mediterránea puede ayudar a los atletas a mejorar el rendimiento en los ejercicios de resistencia
PIXABAY - Archivo
Publicado 27/05/2019 17:23:57CET

   MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

   La jefa de Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital La Luz de Madrid, María Luisa de Mingo, ha insistido en que la dieta mediterránea, al ser variada y equilibrada, es la "ideal" para ganar en salud y bienestar.

   En este sentido, y con motivo de la celebración, este martes, del Día de la Nutrición, que cuenta con la colaboración de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), la doctora ha recordado que la alimentación es el acto consciente y voluntario de la ingestión de alimentos, mientras que la nutrición es el proceso inconsciente e involuntario de la incorporación, uso, transformación y eliminación de los nutrientes de los alimentos para conseguir un correcto funcionamiento del organismo y el mantenimiento de las funciones vitales.

   Así, ha aconsejado tomar, al menos, tres piezas de fruta al día (una de ellas cítrica), un puñado de frutos secos crudos (nueces o almendras) al menos tres veces por semana; ingerir diariamente cereales y derivados preferiblemente integrales (pan, arroz o pasta); comer legumbres de dos a cuatro veces a la semana; verduras y hortalizas al menos dos veces al día, una de ellas en forma de ensalada; y tomar dos o cuatro raciones semanales de pescado.

   Las carnes rojas (ternera, caza, cerdo) como máximo 2 veces por semana, mientras que las carnes menos grasas como ave o conejo pueden consumirse 2-3 veces a la semana, y los huevos de tres a cuatro semanales. Usar preferentemente aceite de oliva y disminuir consumo de grasas animales, evitar consumir ultraprocesados y refrescos azucarados, no tomar más de 25 gramos de azúcar al día, y evitar los fritos pero si se consumen utilizar aceite de oliva y sin recalentar, son otros de los consejos aportados por la experta.

   Finalmente, ha subrayado la importancia de tomar dos raciones diarias de lácteos (tres si se está en periodo de crecimiento, embarazo o menopausia), usar sal yodada salvo indicación médica, beber agua y evitar el alcohol; tratar de impedir el consumo de grasas "trans" (hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas) y de grasas saturadas (aceites de coco o palma); y no consumir más de 5-6 gramos de sal al día.

Contador