Una dieta a base de vegetales puede disminuir el riesgo de enfermedad renal

Publicado 26/04/2019 8:05:04CET
GETTY IMAGES / DANIEL LAFLOR - Archivo

   MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio ha descubierto un vínculo entre las dietas a base de vegetales y la salud de los riñones. El hallazgo, que aparece en un próximo número de 'CJASN', indica que consumir una dieta basada en vegetales ricos en nutrientes puede ayudar a proteger contra el desarrollo de la enfermedad renal crónica (ERC).

   El consumo de dietas basadas en vegetales se está volviendo más común por razones éticas, ambientales y de salud. Sin embargo, la calidad de las fuentes de alimentos puede diferir, ya que las que son ricas en nutrientes son más saludables y las que son altas en carbohidratos refinados son menos saludables.

   La evidencia emergente sugiere que el riesgo de afecciones crónicas varía según los tipos de dietas basadas en vegetales. Para evaluar las asociaciones entre las dietas basadas en vegetales y el desarrollo de la ERC en una población general, un equipo dirigido por Hyunju Kim y Casey M. Rebholz, de Escuela de Salud Pública Bloomberg en Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland, Estados Unidos, analizó información sobre 14.686 adultos matriculados en el estudio 'Atherosclerosis Risk in Communities'.

HASTA UN 14 POR CIENTO MENOS DE RIESGO

   Entre los principales hallazgos, están que, durante una mediana de seguimiento de 24 años, se produjeron 4,343 nuevos casos de ERC y los participantes con la adherencia más alta a una dieta saludable basada en plantas tenían un 14 por ciento menos de riesgo de desarrollar ERC que los participantes con la adherencia más baja a una dieta saludable basada en plantas.

   Los participantes con la adherencia más alta a una dieta basada en plantas menos saludables presentaban un 11 por ciento más de riesgo de desarrollar ERC que los participantes con la adherencia más baja a una dieta basada en plantas menos saludables. La relación entre las dietas a base de vegetales y el riesgo de ERC fue especialmente pronunciada para los participantes que tenían un peso normal al inicio del estudio.

   Una mayor adherencia a una dieta general con vegetales y una dieta saludable basada en ellos se vinculó con una disminución más lenta de la función renal.

   "Para el riesgo de enfermedad renal, parece ser importante elegir opciones saludables para las fuentes vegetales de alimentos, como frutas, verduras, granos enteros, nueces y legumbres --dice Rebholz--. Además, nuestro hallazgo de una interacción significativa según el estado de peso al inicio del estudio sugiere que seguir un patrón de alimentación saludable puede ser particularmente beneficioso antes de tener sobrepeso u obesidad".