Una dieta antiinflamatoria basada en vegetales ayuda a prevenir la gingivitis

Vegetales Y Frutas En Un Mercado
SOCIEDAD ESPAÑOLA DE RETINA Y VÍTREO/TINKLE
Publicado 10/04/2019 12:06:00CET

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una dieta antiinflamatoria elaborada a base de vegetales puede ayudar a prevenir la gingivitis, según ha demostrado un estudio liderado por el doctor Johan Woelber, de la Universidad de Friburgo (Alemania), publicado en el 'Journal of Clinical Periodontología'.

La muestra sobre la que se ha realizado el ensayo estaba formada por 30 pacientes recogidos entre octubre de 2016 y agosto de 2017, que sufrían gingivitis y a los que se les cambió durante cuatro semanas a una dieta rica en Omega-3, vitamina C, vitamina D, antioxidantes, nitratos de plantas y fibras en la que se eliminaron los carbohidratos procesados y las proteínas animales como los lácteos y los productos cárnicos industriales. No se eliminaron las frutas y verduras. Asimismo, se evitó el uso de hilo dental o cualquier otra herramienta de limpieza bucal.

Esta dieta incluía la ingesta diaria de una fuente de vitamina C, como dos kiwis o una naranja; otra fuente de vitamina D, que podía ser la exposición solar durante 15 minutos sin protección; la ingesta de antioxidantes como una taza de té verde, cúrcuma o jengibre; fibra, como salvado, verduras o legumbres, y plantas que contienen nitrato, como espinaca.

Una vez finalizada la dieta, los participantes fueron examinados por un dentista. En este punto, los investigadores observaron que los valores de placa no cambiaron, sin embargo, sí se produjo una disminución del sangrado gingival, un aumento de los valores de vitamina D y una pérdida de peso en los pacientes de aproximadamente un kilo y medio. Además, el grupo mostró una reducción de la ingesta total de energía, de carbohidratos, ácidos grasos saturados y sal, pero un aumento significativo en la fibra y los ácidos grasos poliinsaturados.

Para el análisis de la placa subgingival se recogieron muestras de los premolares y los primeros y segundos molares, que fueron almacenadas en tubos que posteriormente se congelaron y se enviaron al Centro de Metagenómica de Tübingen (Alemania). Además, se evaluó la altura y el peso de los participantes, quienes acudieron a un laboratorio para presentarse a un examen serológico que incluyó una medición de los ácidos grasos hsCRP, TNF-a, IL-6, adiponectina, vitamina D, ácidos grasos omega-3 y omega-6.

En este sentido, el autor del estudio ha destacado que los especialistas en salud buco dental "deben" tratar también los hábitos dietéticos y ofrecer recomendaciones sobre el tratamiento de esta infección, la cual ha señalado que podría surgir como consecuencia de una dieta Pro-inflamatoria.

Por último, el doctor Woelber ha concluido que este estudio ha demostrado que se puede reducir de manera natural la gingivitis con una dieta rica en verduras, que además ayuda al bienestar general del paciente y a su salud.

Contador