Publicado 04/04/2022 08:17

Descubren un nuevo beneficio del consumo diario de ciruelas pasas

Archivo - Ciruelas pasas.
Archivo - Ciruelas pasas. - MARYNA IAROSHENKO/ INSTOCK - Archivo

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un estudio en mujeres posmenopáusicas sugiere que comer ciruelas pasas ricas en nutrientes todos los días puede ser beneficioso para la salud ósea, reduciendo los factores inflamatorios que contribuyen a la osteoporosis. La investigación se presenta en la reunión anual de la Sociedad Americana de Fisiología (APS) en el marco de Biología Experimental 2022.

La osteoporosis aumenta el riesgo de fractura, especialmente en los adultos mayores. Las personas que experimentan la menopausia tienen niveles más bajos de estrógeno, lo que desencadena un aumento de la inflamación en el cuerpo, que también puede contribuir a la pérdida ósea.

Investigaciones anteriores han demostrado que los extractos de polifenoles -compuestos vegetales que actúan como antioxidantes y reducen la inflamación- presentes en las ciruelas pasas favorecen la disminución de los niveles de estrés oxidativo e inflamación en un tipo de células óseas denominadas osteoclastos.

En el nuevo estudio, investigadores del Programa de Fisiología Integral y Biomédica y de los Departamentos de Ciencias de la Nutrición y Kinesiología de la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos) exploraron los efectos de las ciruelas pasas en la salud ósea después de la menopausia.

Las mujeres posmenopáusicas con una densidad mineral ósea definida como baja -un marcador de osteoporosis- fueron divididas en tres grupos. Un grupo comió 50 gramos (g) de ciruelas pasas (unas seis ciruelas) al día durante 12 meses, un segundo grupo comió 100 g de ciruelas pasas (unas 12 ciruelas pasas) al día durante 12 meses y un grupo de control no comió ciruelas pasas.

El equipo de investigación analizó las muestras de sangre tomadas a todos los voluntarios antes y después del ensayo y descubrió reducciones significativas de los marcadores inflamatorios en ambos grupos que comían ciruelas pasas en comparación con el grupo de control.

"Nuestros resultados sugieren que el consumo de seis a doce ciruelas pasas al día puede reducir los mediadores proinflamatorios que pueden contribuir a la pérdida ósea en las mujeres posmenopáusicas. Por lo tanto, las ciruelas pasas podrían ser una intervención nutricional prometedora para prevenir el aumento de los mediadores inflamatorios que a menudo se observa como parte del proceso de envejecimiento", resalta Janhavi Damani, primera autora del estudio.