Desarrollan un procedimiento para extraer de forma más eficaz los polifenoles de las pieles de los cítricos

Publicado 17/07/2019 16:51:16CET
Cítricos, naranjas, limones, limas, mandarinas
Cítricos, naranjas, limones, limas, mandarinasPIXABAY - Archivo

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de científicas de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha desarrollado un procedimiento para extraer de forma más eficaz los polifenoles de las pieles de los cítricos, unos compuestos bioactivos con propiedades saludables y antioxidantes.

"El procedimiento de extracción desarrollado requiere instrumentación sencilla de laboratorio y presenta ventajas respecto a otros ya establecidos como su rapidez y simplicidad, o la utilización de temperaturas de extracción relativamente bajas y de bajas proporciones de disolventes orgánicos como el etanol", ha explicado una de las autoras del trabajo, Noelia Rosales.

En el estudio, publicado en la revista 'Food Chemistry', se ha utilizado la cáscara de naranja, limón y mandarina, siendo la hesperidina el tipo de polifenol más abundante presente en las tres cáscaras. Se trata de un compuesto que tiene una función protectora frente a la radiación UVA y frente al estrés oxidativo celular.

Para realizarlo, los investigadores desarrollaron y optimizaron un método de cromatografía de líquidos para la separación, identificación y cuantificación de los polifenoles presentes en los residuos de las frutas. Posteriormente, evaluaron las condiciones de extracción de estos residuos mediante herramientas quimiométricas, las cuales permitieron establecer las condiciones "más adecuadas" para conseguir el "máximo" rendimiento global.

"Los extractos obtenidos se caracterizaron, determinando parámetros como el contenido total de polifenoles, el contenido total de flavonoides y la capacidad antioxidante. Los extractos se analizaron mediante técnicas analíticas más complejas como la cromatografía de líquidos acoplada a espectrometría de masas", ha dicho Rosales.

Los residuos de pieles de cítricos, la gran mayoría producidos en la fabricación de zumos, se destinan, "en el mejor de los casos", para alimentación animal o bien se vierten directamente al medioambiente sin ningún tratamiento previo. Por tanto, este trabajo abre una vía a su posible reutilización y a minimizar el impacto medioambiental de este tipo de actividad industrial.