Publicado 27/05/2020 13:02:49 +02:00CET

Cvirus.- El 70% de los ciudadanos podría estar preocupado por el riesgo de contagiarse en el supermercado

Caprabo inicia este lunes la venta de mascarillas en sus supermercados
Caprabo inicia este lunes la venta de mascarillas en sus supermercados - CAPRABO - Archivo

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos, 7 de cada 10 ciudadanos consultados podrían estar preocupados por el riesgo de contagio en el supermercado, especialmente por cruzarse con otras personas (37%) o por no saber cómo han sido manipulados los productos (al 33%), según se desprende de una pequeña encuesta realizada por la aplicación de análisis de productos de alimentación El CoCo.

La compañía ha observado que se trata de una preocupación que está muy por encima del encarecimiento o el desabastecimiento, que preocupan al 11 y al 7 por ciento respectivamente. "Tal vez esa sea la razón por la que el 68 por ciento de los encuestados afirme que va a comprar menos a menudo que antes del confinamiento", advierten.

En cuanto a la confianza en las medidas de seguridad que están tomando los establecimientos, aún hay un 23 por ciento de los ciudadanos que no se fía de estas medidas. En este aspecto cabe destacar que los pequeños comercios o mercados de barrio han conseguido ganarse más la confianza de los consumidores en cuanto a la seguridad de sus establecimientos que las grandes superficies. Así ante la pregunta de qué establecimiento ofrece una mayor seguridad, los encuestados han destacado el pequeño comercio o los mercados de barrio (63%) frente a las grandes superficies (35%).

Por otro lado, alrededor de la mitad de los entrevistados - 550 usuarios durante la tercera semana de mayo de 2020- ha estado utilizando tanto guantes como mascarilla para ir a comprar (46%), y solo un 3% dice no haber llevado hasta ahora ninguna de esas dos cosas, aunque sí se lava las manos al llegar a casa.

Ya en casa, un 39% asegura lavar todos los envases antes de almacenarlos en el frigorífico o la despensa, un 34% solo algunos, mientras que un 26% no limpia nada al llegar. Los que lo hacen, suelen utilizar un paño húmedo con un producto de limpieza (como lejía).

Por otro lado, señalan que el consumo de alimentos frescos también se ha visto alterado. Así 4 de cada 10 ciudadanos declara haber aumentado su consumo de frescos. Las razones varían entre aquellos que lo han hecho por empezar una alimentación más sana (24%) y los que lo hacen por apoyar la agricultura y los mercados de proximidad (18%). Además, el modo de consumo de estos alimentos también se ha visto alterado tras la pandemia. Y es que el 25% ha variado la forma en que los consumía o bien el modo de preparado previo con medidas como la limpieza con desinfectantes de las frutas y verduras.