Cuidar la alimentación desde la infancia puede evitar casos de obesidad en el futuro

Archivo - Imagen de archivo de un niño comiendo patatas fritas.
Archivo - Imagen de archivo de un niño comiendo patatas fritas. - ISTOCK - Archivo
Publicado: lunes, 8 julio 2024 17:14

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital Universitario del Sureste de Madrid y cirujano en el Hospital Quirón San Camilo de Madrid, Alfredo Alonso, ha recordado que la alimentación se debe cuidar desde la infancia para así poder evitar casos de obesidad en el futuro.

"Los pediatras tienen que concienciar a esas madres y a esos padres a los que les parece bien que su hijo sea un niño gordito, el cual es un obeso potencial", ha agregado el experto.

En este sentido, ha destacado que la obesidad es un "gravísimo problema" que, en el siglo XXI, empieza a afectar, incluso, a la edad pediátrica. "Ese niño gordito, obeso, no es bonito. Es un niño que se va a convertir en un obeso mórbido", ha añadido el experto.

Así, ha asegurado que "los adipocitos se reproducen hasta la adolescencia y, cuantos más se tengan en el cuerpo, más tendencia se va a tener a la obesidad".

UNO DE CADA TRES MENORES EN ESPAÑA TIENE EXCESO DE PESO

En los resultados de la investigación sobre obesidad infantil y adolescente 'Prevalencia de obesidad', de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) se señala que, en 2020, uno de cada tres menores de entre 2 y 17 años en España tenía exceso de peso, y uno de cada diez obesidad. La prevalencia de obesidad severa alcanza al 2,1 por ciento de las niñas, niños y adolescentes españoles.

La prevalencia de todos los indicadores de exceso de peso, definido a partir de los estándares basados en las tablas de referencia de crecimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es mayor en los niños (33,7%) que en las niñas (26%).

En cuanto a la obesidad, la prevalencia es del 13,4 por ciento en niños y del 7,9 por ciento en niñas, y la de obesidad severa se sitúa en un 2,9 por ciento en niños y un 1,2 por ciento en niñas. Estas prevalencias varían con la edad, son más elevadas en los hogares con alguna persona adulta con exceso de peso, y son menores en los hogares con adultos con niveles educativos altos o en las secciones censales con renta media de ingresos económicos más elevada.

Por edad, las prevalencias más altas de exceso de peso, obesidad y obesidad severa se observan en el grupo de 6-9 años; en el caso del exceso de peso, se registran a los 10-13 años.

Contador