Publicado 23/04/2021 12:47CET

El consumo moderado de cerveza podría estar asociado a beneficios en la microbiota intestinal

Archivo - Cerveza, beber
Archivo - Cerveza, beber - JOSÉ A. ROJO - Archivo

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consumo moderado de cerveza podría estar asociado a beneficios en la microbiota intestinal, según un estudio que ha sido presentado en las XXV Jornadas Internacionales de Nutrición Práctica, organizadas por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), celebrada en Madrid.

En el trabajo, presentado por la doctora del científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Esther Nova Rebato, y publicado recientemente en la revista científica 'Molecules 2', se ha podido comprobar que el consumo moderado de cerveza podría estar asociado al desarrollo de beneficios en la composición y funciones de la microbiota intestinal, debido al aprovechamiento de algunos componentes naturales de esta bebida fermentada fabricada a partir de cebada, lúpulo y agua.

Evidencias científicas afirman que tanto la cebada como el lúpulo, aportan polifenoles que favorecen diferentes funciones biológicas importantes en nuestro organismo, como funciones antibacterianas o funciones antioxidantes entre otras.

Además, la cerveza contiene nutrientes como el flúor, el silicio, o vitaminas del grupo B, por lo que, durante una ingesta moderada de cerveza, estos componentes podrían aportar a nuestro organismo, en algunos casos, hasta un 10 por ciento de las ingestas recomendadas diarias.

En todo momento, el FICYE recuerda que el consumo de cerveza siempre debe realizarse de forma moderada, responsable y por adultos sanos. Asimismo, un consumo abusivo puede acarrear problemas de salud. "Nuestro estudio, de tipo observacional, tenía como objetivo relacionar el consumo de cerveza en una población de adultos sanos con la composición de la microbiota intestinal y los ácidos grasos de cadena corta, y durante la elaboración de este, hemos podido observar que el grupo consumidor de cerveza presentaba una mayor cantidad de géneros bacterianos productores de ácido butírico, así como mayor concentración de este ácido graso de cadena corta", ha dicho la doctora.

Esto podría ser debido a la utilización de la fibra y los polifenoles que contiene la cerveza por parte de la microbiota intestinal, dando lugar a una repercusión positiva en la salud. En este sentido, la experta ha recordado que se necesita una evidencia científica de cuáles son los beneficios que un consumo moderado puede aportar a la salud, a qué personas en concreto y en qué circunstancias puede un consumo moderado ser beneficioso, ya que estos efectos se han relacionado con la salud a distintos niveles, como por ejemplo en el sistema inmune o en el perfil lipídico o una disminución en riesgos cardiovasculares.

Efectivamente, la cerveza es una bebida fermentada rica en polifenoles y con efectos beneficiosos para la salud antioxidante, tal y como ha señalado la experta, su consumo puede ser saludable siempre que se haga acompañado de alimentos, en el marco de una dieta mediterránea, por adultos sanos y con moderación y responsabilidad.

En conclusión, las asociaciones encontradas entre el consumo de cerveza y la abundancia de ciertos géneros de la microbiota y del ácido butírico sugieren un posible aprovechamiento de los componentes de la cerveza que podría resultar positivo para la salud intestinal.

Contador