Actualizado 21/10/2020 15:39 CET

El consumo de lácteos cubre el 75% del calcio recomendado en la dieta

 “Embarazada bebiendo leche, imagen de la campaña “Generación Láctea” (UE-Inlac)
“Embarazada bebiendo leche, imagen de la campaña “Generación Láctea” (UE-Inlac)UE-Inlac

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El catedrático en Nutrición Deportiva Antonio Escribano ha resaltado que el consumo de lácteos cubre el 75 por ciento del calcio recomendado en la dieta. Asimismo, ha apuntado que las vitaminas A y D, presentes en la leche y en los productos lácteos, son útiles para la prevención de enfermedades infecciosas, como las respiratorias, y por su contribución en la mejora y optimización del sistema inmunitario y por lo tanto de las defensas del organismo.

Además, junto con la vitamina B12, ayudan a la formación de glóbulos rojos, la regeneración y reparación muscular, la rehidratación e incremento de la resistencia física.

En este sentido, ha destacado que la leche tiene un papel fundamental para la salud en la edad infantil gracias también a la presencia de calcio y fósforo, elementos que "favorecen el desarrollo adecuado de la masa ósea y de los dientes en un momento de la vida en el que el crecimiento de los huesos es fundamental", explica el doctor Escribano, que además subraya el aporte de hidratos de carbono de los productos lácteos, así como de proteínas de alto valor biológico. "Deben formar parte de la dieta de todo deportista porque otorgan la energía y moléculas necesarias para la realización de la actividad física", agrega.

Por otro lado, el calcio es uno de los factores determinantes en la estructura y la densidad de la masa ósea durante la infancia. Sin embargo, para que este mineral tenga efectos sobre el organismo es necesario "el consumo de unos 1300 mg/día", según afirma el doctor Escribano, que además señala que el 75 por ciento de este mineral recomendado en la dieta estaría garantizado mediante el consumo de productos lácteos.

Según una investigación publicada en la revista 'The American Journal of Clinical Nutrition', el crecimiento óseo y muscular de los niños que consumen leche de vaca puede ser superior, incluso hasta 4 cm más que con la ingesta de otros productos. Por este motivo, y teniendo en cuenta las recomendaciones de sociedades científicas como la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) y la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS) del Ministerio de Sanidad, el especialista en Endocrinología y la Copa COVAP recomiendan tomar entre dos y tres vasos de leche al día durante la edad escolar.