Consumo alerta por posible presencia de toxina botulínica en setas en salmuera de la marca 'Tpyzah' procedente de Rusia

Consumo alerta por posible presencia de toxina botulínica en setas en salmuera de la marca Tpyzah procedente de Rusia
Consumo alerta por posible presencia de toxina botulínica en setas en salmuera de la marca Tpyzah procedente de Rusia - AESAN
Publicado: jueves, 27 junio 2024 17:56

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), dependiente del Ministerio de Consumo, ha tenido conocimiento a través de la Red de Alerta Alimentaria Europea (RASFF), de una notificación de alerta trasladada por las autoridades sanitarias de Alemania relativa a la presencia de toxina botulínica en botes de setas en salmuera de la marca 'Tpyzah' procedente de Rusia.

Se trata de seta Rúsula blanca común (Russula delica) cortada, en salmuera, envasado en tarro de cristal por la marcha 'Tpyzah'. El número del código de barras afectado es 4250370532731 y la fecha de consumo preferente es 20/05/2025.

Según la información disponible, la distribución inicial ha sido a las comunidades autónomas de Andalucía, Cataluña y Canarias, si bien no es descartable que puedan existir redistribuciones a otras comunidades autónomas.

Esta información ha sido trasladada a las autoridades competentes de las comunidades autónomas a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), con el objeto de que se verifique la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización, así como al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES). Se recomienda a las personas que tengan en su domicilio el producto afectado por esta alerta, se abstengan de consumirlo.

En el caso de haber consumido el producto afectado y presentar alguna sintomatología compatible con el botulismo (fatiga, debilidad, visión borrosa, sequedad de boca, dificultad para tragar y hablar, vómitos, diarrea, dolor abdominal) se recomienda acudir a un centro de salud.

Finalmente, recuerdan que el botulismo es una enfermedad grave que en determinadas ocasiones puede llegar a ser mortal. Sin embargo, es relativamente inusual. Es una intoxicación causada generalmente por la ingesta alimentos contaminados con neurotoxinas muy potentes. El botulismo no se transmite de persona a persona.

Contador