8 consejos para evitar una infección alimentaria

Cocinar de forma segura, comida, alimentos, cocinando
GETTY/MONKEYBUSINESSIMAGES - Archivo
Publicado 16/10/2018 14:34:39CET

MADRID, 16 Oct. (INFOSALUS) -

Las enfermedades de transmisión alimentaria (ETA), provocadas por diversos tipos de bacterias, virus, parásitos, toxinas y productos químicos presentes en los alimentos, son uno de los principales problemas mundiales de salud pública.

Y es que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sólo en el año 2016 una de cada diez personas padecieron algún tipo de ETA y unas 420.000 fallecieron por estas patologías, de los cuales un tercio eran niños.

Entre este tipo de enfermedades, destacan las enfermedades diarreicas, ya que representan la mitad de la carga mundial de las ETA provocadas por agentes etiológicos y que afectan a 550 millones de personas, de las cuales 230.000 mueren.

Los microorganismos más frecuentes que causan enfermedades transmitidas por alimentos en España son 'Campylobacter', 'Norovirus', 'Salmonellas', 'S. aureus', 'Bacillus cereus', 'Clostridium perfringens' y 'Anisakis'. No obstante, 'Listeria monocytogenes', 'Clostridium botulinum' o 'E.coli' enterohemorrágico, aunque son microorganismos menos frecuentes, causan enfermedades más graves.

Con el fin de prevenir las infecciones gastrointestinales de origen alimentario, y coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Alimentación, el Grupo de Estudio de Infección en Atención Primaria (GEIAP) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), ha aportado ocho consejos básicos:

1. La diarrea es el síntoma más frecuente, puede ir asociada de náuseas, vómitos y/o fiebre. En la mayoría de los casos la infección se cura espontáneamente y no es necesario tratamiento antibiótico.

2. La gran mayoría de las enfermedades transmitidas por los alimentos se pueden prevenir con una manipulación apropiada de los alimentos.

3. Lavar las manos con agua y jabón con frecuencia y siempre antes de manipular o consumir alimentos y después de ir al baño. Limpie las superficies y utensilios que se usan para cocinar, especialmente si han estado en contacto con alimentos crudos.

4. Separa los alimentos crudos de los ya cocinados. No utilice los mismos utensilios (tabla o cuchillo) sin lavar para manipular alimento ya cocinados después de usarlos con alimentos crudos.

5. Cocinar completamente los alimentos por encima de 70 grados centígrados. Asegurarse de que la parte interna de los alimentos alcanzan también esa temperatura.

6. Evite consumir leche cruda y productos no pasteurizados.

7. Deseche los huevos sucios o rotos y no lave los huevos, porque el agua fría podría hacer que las bacterias entren al huevo.

8. Mantenga la cadena del frío y no deje los alimentos cocinados más de 2 horas a temperatura ambiente. Descongela los alimentos de manera segura en la nevera, en agua fría o microondas y nunca descongele fuera, porque las bacterias se multiplican rápidamente en las partes de los alimentos que llegan a estar a temperatura ambiente.

Contador