Publicado 09/04/2020 16:56:49 +02:00CET

Consejos de alimentación para los mayores durante el confinamiento

Day Dreaming Elderly Senior Man Staring Through Hazy Window
Day Dreaming Elderly Senior Man Staring Through Hazy Window - GETTY IMAGES / WILLOWPIX - Archivo

   MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Fundación Española de la Nutrición (FEN) ha recomendado a las personas mayores que, durante el tiempo en el que dure el confinamiento por el Covid-19, sigan la dieta mediterránea, porque es rica en hidratos de carbono complejos, fibra y proteínas de alto valor biológico y, además, tiene una baja aportación de grasas saturadas y colesterol.

   Asimismo, la organización ha destacado la importancia de que los mayores mantengan una buena hidratación y beber entre dos y dos litros y medio de agua al día. "No hay que olvidar que nuestros mayores tienen una mayor disminución de la percepción de la sed y, por tanto, mayor riesgo de deshidratación. Lo aconsejable es que, al menos, el 80 por ciento del líquido ingerido sea consumo directo y el otro 20 por ciento restante, proceda de alimentos sólidos (verduras, frutas)", han dicho desde la FEN.

   Del mismo modo, han destacado la importancia de no excederse con la ingesta de calorías, pero sí que la dieta tenga una "elevada densidad" nutricional, sobre todo teniendo en cuenta que la actividad física de las personas mayores se ha reducido considerablemente con motivo del confinamiento. Para ello, además de reducir el consumo de carnes rojas y carnes procesadas, o de alimentos ricos en azúcares sencillos, los expertos han aconsejado cocinar al vapor y a la plancha.

   Asimismo, la FEN ha recordado que las frutas y verduras no pueden faltar en la alimentación de los mayores, puesto que aportan pocas calorías, pero grandes cantidades de agua y vitaminas hidrosolubles, por lo que favorecen la hidratación. Lo aconsejable es consumir 5 raciones al día de este grupo de alimentos.

   Las legumbres son otro de los alimentos recomendados por la organización para las personas mayores, debido a que son una importante fuente de proteína, hidratos de carbono complejos y fibra, al igual que los pescados y mariscos. Estos deben consumirse entre 2 y 3 veces por semana.

   Finalmente, la organización ha aconsejado a las personas mayores que tomen lácteos, yemas de huevo y pescado azul, así como otros alimentos ricos en vitamina D y calcio, ya que los niveles adecuados contribuyen a reducir el riesgo de desmineralización ósea y de fracturas de las personas mayores.

   "Además, en caso de que su ingesta no sea suficiente, se podría optar por alimentos enriquecidos, como pueden ser las leches adaptadas. Por lo que se refiere al calcio, los lácteos, frutos secos y algunos pescados azules en conserva constituyen las fuentes naturales más importantes de este micronutriente. Y en la medida de lo posible es aconsejable una exposición solar diaria en manos cara y brazos, de al menos entre 10 y 15 minutos", ha zanjado.