Comer en determinados momentos del día puede reducir el cáncer de mama

Chica comiendo
GETTY IMAGES / WEBPHOTOGRAPHEER - Archivo
Publicado 26/03/2019 17:43:57CET

   MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Comer en determinados momentos del día puede ayudar a reducir el cáncer de mama, según ha evidenciado un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de California (Estados Unidos) y que ha sido presentado en la reunión anual de la Endocrine Society.

   Los investigadores analizaron si las comidas con restricción de tiempo (hacer que una persona ingiera todas sus comidas dentro de un período de tiempo acotado) podrían mejorar la salud metabólica y disminuir el riesgo de desarrollo y crecimiento del cáncer de mama.

   "Comer con restricciones de tiempo puede ser más exitoso que la restricción de calorías para controlar los efectos negativos de la obesidad, debido al hambre y a la irritabilidad que hacen que sea más difícil mantener la restricción de calorías a largo plazo", han dicho los expertos.

   Se tuvieron que realizar tres experimentos en ratones sin ovarios para alcanzar esta conclusión. En el primero, los ratones se hicieron obesos al comer una dieta con un 60 por ciento de alto contenido de grasa durante 10 semanas y luego se dividieron en dos grupos. Un grupo tuvo acceso a alimentos durante las 24 horas, mientras que el otro tuvo acceso a alimentos durante 8 horas por la noche (fase activa para ratones).

   En este caso, los ratones con obesidad se compararon con un grupo de ratones alimentados con una dieta baja en grasas 24 horas al día. A todos los ratones se les inyectaron células de cáncer de mama tres semanas después del inicio del horario de alimentación restringido, y el crecimiento del tumor se midió periódicamente.

   En el segundo estudio, los ratones que fueron modificados genéticamente para desarrollar cáncer de mama espontáneo y, posteriormente, se dividieron también en dos grupos. Uno recibió una dieta alta en grasas las 24 horas del día, y el otro siguió una dieta alta en grasas y restringida en el tiempo. El crecimiento del tumor se midió periódicamente mediante imágenes de ultrasonido y también manualmente mediante el uso de calibradores.

   La hiperinsulinemia (resistencia a la insulina) asociada con la obesidad, un factor promotor del cáncer, y la dependencia de la insulina al crecimiento del tumor se estudiaron mediante el aumento de la insulina con una bomba de insulina implantada o a través de la reducción de la secreción de insulina con el agente diazóxido.

   Para el tercer estudio, a algunos ratones que recibieron una dieta baja en grasas se les implantó una bomba de insulina, mientras que otros recibieron solución salina como control. En un segundo enfoque, a los ratones en la dieta alta en grasas se les redujeron los niveles de insulina agregando diazóxido a su alimentación. Asimismo, los ratones que fueron alimentados con una dieta alta en grasas sin diazóxido se utilizaron para la comparación.

   En estos estudios, la alimentación con restricción de tiempo tuvo un efecto importante, retrasando el desarrollo de tumores y reduciendo el crecimiento del tumor en ratones obesos alimentados con una dieta alta en grasas. Los ratones a los que se implantaron una bomba de insulina experimentaron un crecimiento más rápido del tumor que el grupo de control, y los ratones que fueron alimentados con diazóxido reductor de insulina tuvieron un crecimiento reducido del tumor, en comparación con los controles.

   "Los resultados sugieren que el efecto antitumoral de una alimentación con restricción de tiempo se debe, al menos en parte, a la reducción de los niveles de insulina, lo que sugiere que esta intervención podría ser eficaz en la prevención y el tratamiento del cáncer de mama. Explorar la capacidad de comer con restricciones de tiempo para prevenir el cáncer de mama podría proporcionar una estrategia económica, pero efectiva, para prevenir que el cáncer afecte a una amplia gama de pacientes", han zanjado los expertos.

Contador

Para leer más