Publicado 16/08/2021 15:07CET

Las claves que no puedes olvidar para practicar deporte en verano

Archivo - Expertos destacan que dieta sana, hidratación y protección solar son "claves" para practicar deporte en verano
Archivo - Expertos destacan que dieta sana, hidratación y protección solar son "claves" para practicar deporte en verano - REMITIDA HOSPITAL MANISES - Archivo

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Según el doctor Javier López Valenciano, del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital de Manises, "al practicar cualquier deporte en verano, es vital mantener una buena hidratación, una alimentación rica en verduras y frutas, y una buena protección solar para evitar problemas a corto y largo plazo".

Los especialistas del centro sanitario advierten, además, de que realizar deporte en verano en la playa sin haber practicado previamente o sin tener un buen tono muscular puede producir una sobrecarga en los tendones. "Esto nos parará y nos tendrá unos días con dolores en los tendones y articulaciones que se hayan visto afectadas", avisan estos expertos. Para evitar este tipo de dolencia, recomiendan hacerlo de manera progresiva y bajo supervisión de un profesional de la actividad física, especialmente las personas que tengan problemas en articulaciones.

Por otra parte, es preciso tener en cuenta el calzado utilizado durante esta época, ya que practicar deporte descalzos es una práctica habitual que, de no hacerlo de la manera correcta, puede conllevar complicaciones. "La principal diferencia entre ir descalzo y llevar calzado es el riesgo de presentar lesiones cutáneas, como heridas y rozaduras, y, sobre todo, la de sufrir fracturas en los dedos de los pies al recibir contusiones o tropezar con objetos que no veamos, como piedras, sillas o mesas", explica el doctor López Valenciano.

Además del calzado, el tipo de suelo sobre el que se realiza la actividad también es importante ya que, por ejemplo, la arena blanda suele ser muy inestable y puede obligar a los tendones y articulaciones a realizar un sobreesfuerzo para compensar. "Sin embargo, la arena dura no tiene el problema de la inestabilidad, pero, aunque no nos demos cuenta, estaremos caminando por un terreno con pendiente lateral, lo que suele producir tendinitis y sobrecargas musculares sobre todo en los grupos isquiotibiales y en la fascia lata", concluye el especialista.

ANDAR POR LA PLAYA TAMBIÉN ES DEPORTE

Para las personas que no suelen realizar actividad física habitualmente, pasear o andar a un buen ritmo se podría considerar deporte de verano, "porque, aunque no sea muy exigente puede conllevar problemas si realizamos más actividad de la recomendada", afirma el especialista. "Hay que tener en cuenta, además, que caminar por la arena supone un gasto energético mayor que caminar por terreno firme. A esto hay que unir una mayor solicitación de las articulaciones de nuestros miembros inferiores, que tienen que compensar los desequilibrios generados al caminar por terreno inestable", concluye el especialista.