Publicado 13/05/2021 15:02CET

Casi el 60% de los niños españoles de entre 6 y 12 años no consume miel

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

Un 59 por ciento de los niños españoles de 6 a 12 años no consume miel y un 14 por ciento lo hace de manera ocasional, según el informe 'Consumo de miel en las familias jóvenes de España' encargado por la Asociación de Comerciantes y Envasadores de Miel (ASEMIEL-ANIMPA), donde se destacan las ventajas de este alimento para la salud.

En concreto, en el estudio se destacan sus propiedades como edulcorante natural, sostenible, ideal sustituto del azúcar y fuente de vitamina B-6, que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga, entre otros beneficios.

Las conclusiones del informe para analizar la ingesta de este alimento en los hogares españoles donde hay al menos un niño de entre 6 y 12 años reflejan que solo el 27 por ciento de los hijos menores consume miel al menos una vez a la semana. Además, se ha detectado una tendencia a reducir el consumo de este endulzante natural según aumenta la edad de los menores.

CONSUMO ESTANCADO EN ESPAÑA

El consumo de la miel en España se ha estancado en 0,8 kg per cápita, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Cifras alejadas, por ejemplo, de los 2 kg per cápita que consumen los alemanes.
El informe 'Consumo de miel en las familias jóvenes de España' destaca también el relevante papel de los adultos para que los pequeños hereden hábitos alimentarios.

En los hogares donde al menos uno de los padres consume miel, la frecuencia se refleja en los hijos de entre 6 y 12 años. Así, en las casas "amantes de la miel", un 24 por ciento de los adultos lo hace a diario por un 20 por ciento de sus hijos de entre 6 y 12 años; mientras que este porcentaje cae al 6 por ciento en el caso de los hijos mayores de 18 años.

Así, según el estudio, el momento del día favorito para consumir miel de las familias españolas es el desayuno, sea cual sea el perfil y la edad. Así lo apuntan el 71 por ciento de los padres y el 69 por ciento de los niños de entre 6 y 12 años. Además, la leche y el yogurt son los dos alimentos predilectos de los más pequeños para acompañar la miel.

Con el objetivo de reactivar el consumo, ASEMIEL-ANIMPA está llevando a cabo una campaña informativa para descubrir las bondades y virtudes de la miel producida bajo el modelo europeo que garantiza la máxima calidad, seguridad alimentaria y trazabilidad. Por ello, se reta a los españoles a convertirse en 'Familias Mielenials' desayunando al menos una vez a la semana con miel de Europa en el marco de una dieta variada, sana y equilibrada.