Altos niveles de vitamina C reduce los factores de riesgo cardiovascular

Fruta, mercado
FLICKR/HERMENPACA/CCBY
Actualizado 06/11/2015 11:55:52 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El incremento de vitamina C en el plasma, aproximadamente lo que correspondería a una porción adicional diaria del consumo de fruta o verdura, puede supone una reducción del 9 por ciento del riesgo de sufrir insuficiencia cardiaca y menor prevalencia de factores de riesgo cardiovascular.

   Así se desprende de un estudio publicado en 2013 por la 'American Heart Association' del que se hace eco la Fundación Española del Corazón (FEC), que pretende poner de manifiesto que existe una relación directa entre los niveles de vitamina C y las probabilidades de sufrir insuficiencia cardiaca.

   El documento viene a revalidar una investigación realizada dos años antes por investigadores británicos y alemanes que reconoce que una dieta rica en frutas y verduras se asocia a una reducción de la presión arterial, la inflamación sistemática y el estrés oxidativo.

   Para llevar a cabo el estudio, los investigadores midieron la concentración de vitamina C en el plasma y registraron la prevalencia de insuficiencia cardiaca de un total de 9.187 hombres y 11.112 mujeres entre los 39 y los 79 años de edad residentes en el Reino Unido.

  "Este estudio abre una nueva vía de actuación para la prevención de la insuficiencia cardiaca ya que relaciona directamente la disminución de prevalencia de insuficiencia cardiaca con el aumento de los niveles de vitamina C en la sangre" aún así, coincide con los investigadores en que, "es necesario realizar otros estudios prospectivos para corroborar los beneficios de la vitamina C", señala  el presidente de la FEC, el doctor Leandro Plaza.

   Cabe destacar que el ser humano solo puede obtener vitamina C de manera exógena, es decir, no puede producirla de manera interna. Así, el consumo de frutas y verduras es la principal fuente de vitamina C, aportando, especialmente en las dietas occidentales, el 90 por ciento de la vitamina C que encontramos en el organismo. Es por ello que los investigadores del estudio concluyen que la concentración de esta sustancia en el plasma es un buen biomarcador para evaluar el consumo de fruta y verdura.

  "Este biomarcador es perfecto para poder afirmar que el consumo de frutas y verduras también es beneficioso para el conjunto de pacientes con insuficiencia cardiaca en concreto, algo que hasta la fecha podía intuirse pero no se había demostrado de una manera científica", explica Plaza.