Publicado 13/06/2020 7:59:33 +02:00CET

7 alimentos a evitar si tienes una cita

Pareja brindando.
Pareja brindando. - TEMPURA/GETTT - Archivo

   MADRID, 13 Jun. (EDIZIONES) -

   Muchas veces podemos estar esperando con muchas ganas una cita con alguien o un encuentro con amigos pero ver truncados estos momentos por alimentos que hemos comido previamente y que nos han podido jugar una mala pasada, o por comidas demasiado copiosas y que nos han alterado el cuerpo.

   Según afirma en una entrevista con Infosalus Eva Pérez Gentico, presidenta del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de La Rioja (CODINULAR) y miembro del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas, para evitar este tipo de situaciones estresantes o incómodas, lo primero de todo es el conocimiento de uno mismo porque a cada persona le afectan de una manera determinada los alimentos.

   “Hay personas que cuando comen alcachofas tienen inflamación, además de flatulencias. En este caso, el primer consejo es que evite tomarlas ese mismo día en la comida si el encuentro es por la tarde o por la noche, o si está en una comida que evite pedirlas para que pueda disfrutar del encuentro”, subraya la dietista-nutricionista.

   Así, cita cuáles suelen ser los distintos alimentos que, a nivel general, podemos evitar ante situaciones similares:

1.- Legumbres: Son un grupo de alimentos que nos aportan muchos beneficios por sus grandes propiedades nutricionales. Se ha demostrado que ayudan a prevenir o a combatir enfermedades como la obesidad, la desnutrición, la diabetes, el estreñimiento, o los problemas cardiovasculares, entre otros.

   Son una fuente de hidratos de carbono complejos que son fuente de energía. Además, nos aportan una proteína vegetal completa y de alto valor biológico, y en menor proporción nos proporcionan grasas saludables. Son ricas en micronutrientes como la vitamina A, vitamina E, vitaminas del grupo B y minerales como el calcio, el hierro, y el magnesio.

   “Pero aún con todos sus beneficios nos podemos encontrar con un inconveniente que son sus digestiones pesadas. Y no a todas las personas les afecta esto, pero hay a quienes el consumo de legumbres les produce indigestión y gases. Esto es debido a su contenido en oligosacáridos no digeribles que, al llegar al intestino grueso, las bacterias presentes los fermentan produciendo el gas que nos genera las molestias”, mantiene Pérez Gentico.

   No obstante, recuerda que hay maneras o trucos para evitarlos (especias como el comino, el clavo o el laurel), pero en prevención, sería mejor que el día que tenemos la cita no las tomemos, para evitar una situación incómoda.

2.- Ajo, cebolla, coles, y huevos: La halitosis es una afección muy frecuente y, además, el consumo de ciertos alimentos nos llevan a tener un aliento con un olor muy fuerte e incluso desagradable. Una de las causas es la descomposición del alimento entre los dientes, o también que la persona padezca problemas estomacales. Alimentos como el ajo, la cebolla, el brócoli, la coliflor, o la col, por ejemplo, al ser ingeridos y digeridos, el azufre es liberado en sangre generando ese mal olor, que puede desprenderse por la saliva o por los pulmones.

   3.- El café y el alcohol provocan una deshidratación que hace que haya una disminución de la saliva y ello lleve a un peor aliento.

   4.- Alimentos ácidos como el zumo de piña o el zumo de tomate favorecen la aparición de bacterias en la boca que produce una disminución de la saliva, y por consiguiente lleva a un mal aliento.

5.- Alimentos ricos en azúcares como gominolas también pueden provocar un mal aliento por la proliferación de bacterias en la boca.

6.- Alimentos grasos: Cuando consumimos comidas ricas en grasas la digestión es más pesada debido a que la grasa se digiere lentamente y requiere más jugos gástricos, por lo que podemos notar que nuestro estómago se inflama o produce gases.

   Además, en nuestro intestino nos puede llevar a diarreas, ya que los productos ricos en grasas saturadas alteran la flora intestinal. Por lo que hacer una comida rica en grasas como una hamburguesa, huevos fritos con patatas fritas, cordero o una tabla de embutido, no sea la mejor idea antes de una reunión. Además, estas comidas tan copiosas también nos pueden producir somnolencia por esta misma digestión pesada.

   7.- Habrá otros alimentos como ciertas frutas o verduras que sienten mal a unas personas y a otras no, por eso es importante la identificación que haga uno mismo.

   Con todo ello, la presidenta del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de La Rioja insiste en que, si no podemos evitar ingerir estos alimentos antes de una cita o encuentro con amigos, se pueden seguir una serie los trucos antes mencionados o distintas maneras de cocinar, con el objetivo de evitar estas situaciones, reiterando que es mejor siempre no comerlas el mismo día de la reunión.

Contador