Los aceites de semilla son los mejores contra el colesterol malo

Llenado de aceite
SIGAUS - Archivo
Publicado 10/10/2018 16:54:48CET

MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los aceites de semillas son la mejor opción para reducir el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL), llamado coloquialmente 'colesterol malo', según ha concluido una investigación de científicos del del Instituto Alemán de Nutrición Humana.

En un artículo publicado en la revista 'Journal of Lipid Research', Lukas Schwingshackl, investigador del Instituto Alemán de Nutrición Humana, y sus colegas utilizaron una técnica emergente llamada metaanálisis en red para extraer información de los estudios publicados sobre el efecto de varios aceites dietéticos en los lípidos sanguíneos.

Para evitar el hecho de que no ha habido ningún gran estudio que comparara todos los aceites disponibles, el equipo de Schwingshackl construyó un metaanálisis en red que muestra cómo se han comparado los aceites y las grasas sólidas. Los investigadores analizaron 55 estudios que datan de la década de 1980, y evaluaron los efectos en los lípidos de la sangre de los participantes tras consumir la misma cantidad de calorías de dos o más aceites diferentes.

Para ser incluido en el análisis, un estudio tuvo que comparar el efecto de dos o más aceites o grasas (de una lista de 13) en el LDL de los pacientes u otros lípidos en la sangre como el colesterol total, el colesterol HDL o los triglicéridos, durante al menos tres semanas. "Lo bueno de este método es que puedes comparar muchas intervenciones diferentes simultáneamente y, al final, obtienes una clasificación. Puedes decir: 'este es el mejor aceite para este resultado específico'", añade Schwingshackl.

En este estudio, la clasificación final indicó que las grasas sólidas como la mantequilla y la manteca de cerdo son la peor opción para las LDL. Las mejores alternativas son los aceites de semillas. "El aceite de girasol, el aceite de colza, el aceite de cártamo y el aceite de linaza se comportaron mejor. Algunas personas de los países mediterráneos probablemente no están tan contentos con este resultado, porque preferirían ver el aceite de oliva en la parte superior. Pero este no es el caso", valora el investigador.

En cualquier caso, Schwingshackl reconoce que esta investigación tiene "limitaciones importantes". "Por ejemplo, solo medía lípidos en sangre. Este no es un resultado clínico difícil. El LDL es un factor de riesgo causal para la enfermedad coronaria, pero no es una enfermedad coronaria", indica. Además, agrega que los metaanálisis "corren el riesgo de inducir a error, al combinar varios datos de baja confianza".

En este caso, por ejemplo, señala que no hubo pruebas suficientes para elegir un 'ganador' claro entre los aceites de semillas. "Además, los mejores aceites para reducir las LDL no fueron los más beneficiosos para los triglicéridos y el colesterol HDL", añade. Sin embargo, teniendo en cuenta estas advertencias, Schwingshackl es "optimista" sobre el potencial del metaanálisis de la red para ayudar a los investigadores a sintetizar estudios clínicos dispares.