Publicado 08/06/2022 13:56

Un tratamiento mínimamente invasivo podría permitir que más mujeres conciban sin tratamientos de fertilidad

Archivo - Ovarios. Sistema reproductor femenino.
Archivo - Ovarios. Sistema reproductor femenino. - ISTOCK. - Archivo

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un procedimiento de diagnóstico simple, seguido de un tratamiento de radiología intervencionista conocido como recanalización de las trompas de Falopio, podría permitir que un alto porcentaje de mujeres que luchan contra la infertilidad debido a la obstrucción de las trompas de Falopio conciban con menos compromiso o, en algunos casos, no más procedimientos invasivos de fertilidad, según una nueva investigación del Hospital de la Universidad de Columbia Británica en Canadá.

Los investigadores, que han presentado este estudio en la Reunión Científica Anual de la Sociedad de Radiología Intervencionista, han recordado que este problema podría corregirse fácilmente en la mayoría de las mujeres con trompas de falopio bloqueadas. "Este procedimiento y tratamiento pueden ayudar a las mujeres a tomar una decisión informada sobre los tratamientos de infertilidad. Y para muchos, en realidad puede darles la oportunidad de concebir de forma natural", explica Lindsay Machan, profesora asociada en el Departamento de Radiología de la Universidad de British Columbia y autora principal del estudio.

"A medida que las mujeres desean cada vez más discusiones más exhaustivas sobre las opciones disponibles y aportes a su atención médica, aprecian la información detallada que les ayude a tomar decisiones. Esto es especialmente cierto con los tratamientos de fertilidad", añade la experta.

Los investigadores estudiaron casos de 2015 a 2021 que involucraron a 956 mujeres con infertilidad a las que previamente se les había diagnosticado bloqueo de una o ambas trompas de Falopio según el procedimiento de diagnóstico estándar utilizado para evaluar la apertura de las trompas de Falopio, conocido como histerosalpingografía (HSG).

Más tarde, las mujeres se sometieron a una salpingografía selectiva para confirmar su diagnóstico de HSG y, si era necesario, se sometieron a una recanalización de las trompas de Falopio. En muchos casos, dijeron los investigadores, el supuesto bloqueo era solo un trozo de mucosidad que se eliminaba fácilmente.

El examen de diagnóstico conocido como salpingografía selectiva mostró que a casi uno de cada cuatro (23,8%) se le había dicho erróneamente que tenía una o ambas trompas de Falopio bloqueadas. De los que tenían un bloqueo, más de la mitad (56,7 %) se desbloquearon con un alambre fino en el proceso de recanalización de las trompas de Falopio, dijeron los investigadores.

En resumen, el 80,5 % de las mujeres del estudio a las que se les había dicho previamente que tenían bloqueos tubáricos quedaron el mismo día con ambas trompas de Falopio abiertas después de un procedimiento ambulatorio simple. En un 15,9% adicional se realizó un diagnóstico más preciso de enfermedad tubárica significativa que, en muchos casos, alteró potencialmente las opciones de tratamiento.

La salpingografía selectiva utiliza la guía de rayos X para insertar un pequeño catéter a través del cuello uterino y dentro de la abertura de las trompas de Falopio. Luego se inyecta un medio de contraste para evaluar si las trompas están abiertas o bloqueadas. El radiólogo intervencionista, en muchos casos, puede realizar una recanalización que abre el tubo con una guía fina. El procedimiento se realiza de forma ambulatoria con sedación ligera y, por lo general, dura menos de 30 minutos.

Machan señala que la investigación sugiere que la salpingografía selectiva debería ofrecerse de manera más amplia para evaluar y tratar la infertilidad femenina. "Los tratamientos de fertilidad pueden ser costosos y estar fuera del alcance de muchas mujeres", dijo. "La infertilidad también es un viaje emocional, a menudo desgarrador, por lo que tener este procedimiento de diagnóstico y tratamiento disponibles podría cambiar la vida", advierte.

Contador