Actualizado 07/10/2015 14:56 CET

Relaciones sexuales y la menopausia, principales factores de riesgo de las infecciones urinarias en mujeres

Previa YoutubeCargando el vídeo....

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Al menos una de cada cuatro mujeres ha sufrido cistitis una o más veces durante el último año, siendo los principales factores de riesgo las relaciones sexuales, en las mujeres de entre 20 y 30 años, y a los cambios asociados a la menopausia, a partir de los 50 años, según ha explicado el doctor Manuel Fernández Arjona, urólogo del Instituto de Medicina Sexual (IMS) y jefe de sección del Servicio de Urología del Hospital Universitario del Henares.

   Según una encuesta realizada por el Centro de Información de la Cistitis a 2.400 personas, muestra que el síntoma más común durante una cistitis son el picor o escozor, como reflejan el 46 por ciento de las mujeres encuestadas, seguidos de tener ganas de ir al baño muchas veces (35%) y el no tener sensación de vaciamiento al orinar o dolor (19%).

   Asimismo, revela que las mujeres la sufren más y con más frecuencia que los hombres. Esto se debe a que "su uretra es muy corta, lo que facilita el paso de bacterias desde la vagina hacia la vejiga", explica Fernández Arjona, quien añade que "aunque la "cistitis es una infección que se puede dar a cualquier edad", los resultados revelan cómo es más habitual entre 20 y 30 años, y a partir de los 50 años.

   Con la llegada del verano se incrementa el riesgo de infecciones urinarias por aumento de los baños en lugares públicos como piscinas, advierten los expertos que recomiendan beber abundante líquido, cuidar la dieta y la toma de preparados farmacéuticos de arándano rojo americano para prevenir las cistitis de repetición.

   Precisamente, la web del Centro de Información de la Cistitis, incluyen consejos y recomendaciones para prevenirla y tratarla, además cuenta con un equipo de expertos atenderá las dudas de los internautas.

RECOMIENDAN LA TOMA DEL ARÁNDANO ROJO AMERICANO

   La cistitis es una infección urinaria causada por bacterias que penetran en la vejiga y se adhieren a las paredes del tracto urinario. La mayoría de estas infecciones son provocadas por la bacteria 'Escherichia coli', que puede proliferar por alteración de la flora vaginal, por la humedad (como la provocada por los bañadores mojados), el mal uso de antibióticos, la retención urinaria o la frecuencia de relaciones sexuales.

   Para prevenir su aparición, se recomienda "beber al menos un litro de agua al día, evitar las bebidas excitantes o carbonatadas, cambiar el bañador mojado después del baño, una higiene diaria, mejor ducha que baño, orinar cada dos o tres horas y antes y después de mantener relaciones sexuales, usar jabones neutros, no vestir con prendas ajustadas y la toma de preparados farmacéuticos de arándano rojo americano", enumera el doctor Fernández Arjona.

   El arándano rojo americano debe sus propiedades contra la cistitis a las denominadas Proantocianidinas (PAC), que "dificultan la adhesión de los filamentos de la bacteria a las paredes de la vejiga, lo que impide el desarrollo de la cistitis", señala este experto. "La eficacia antiadhesiva es mayor cuanto más alta es la concentración de PAC", añade.

   El uso del arándano rojo americano es especialmente útil "en personas que sufren cistitis de repetición, tanto para prevenir como para tratar ante los primeros síntomas", explica Teresa Ortega, del Centro de Información de la Cistitis y profesora de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid.

   En casos de cistitis recurrente, se aconseja "tomarlo durante todo el año, en cambio a otras personas se les recomienda tomarlo poco antes de los periodos en los que esas infecciones son más frecuentes", comenta.