Experto avisa de que casi dos tercios de las cirugías podrían ser innecesarias para tratar la distorsión arquitectural

Publicado 16/07/2019 17:01:25CET
Médico. Consulta. Prescripción.
Médico. Consulta. Prescripción.SANITAS

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El jefe de sección de Radiología de Mama del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja, Felipe Gómez Gómez-Acebo, ha avisado de que casi dos tercios de las las cirugías podrían ser innecesarias para tratar la distorsión arquitectural, la tercera lesión más frecuente en mamografía asociada al cáncer de mama.

"Es una lesión que a los radiólogos nos plantea múltiples dificultades en su manejo. Debemos saber cómo detectarla, cómo definirla, si son todas iguales, cómo hay que biopsiarla y, finalmente, si la cirugía es necesaria o no", ha explicado el doctor.

Y es que, tras practicar cirugía, las distorsiones presentan algo menos de un tercio de resultados benignos, casi otro tercio de alto riesgo y más de un tercio son malignos. Unos datos que, a su juicio, demuestran que algo menos de dos tercios podrían tener cirugía innecesaria, si bien ha reconocido que "lo difícil es distinguir cuáles serían".

El doctor Gómez Gómez-Acebo ha llegado a esta conclusión junto a radiólogos del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja, el Hospital Universitario Ramón y Cajal, el MD Anderson Cancer Center y la Fundación Tejerina tras realizar un estudio de casos que ha culminado con un acuerdo de colaboración en sus áreas de Patología Mamaria a través de una asociación científica para el manejo de la patología mamaria.

La nueva asociación tiene como uno de sus primeros objetivos estudiar la relación entre las distorsiones arquitecturales y la cirugía. "Hemos comprobado que quizá estamos haciendo más operaciones de las debidas y que podemos mejorar en el diagnóstico de las lesiones que hay que operar y las que no", ha subrayado Gómez Gómez-Acebo.

Para ello, prosigue, primero hay que caracterizar bien la distorsión, dado que hay algunas características en imagen que pueden ayudar a definir lo que es sospechoso. Luego, hay que utilizar "mejor" los métodos de biopsia, con agujas de alto calibre, para intentar extirpar de manera percutánea la lesión.

"Cuanto más extirpemos de la lesión, más fiable será el diagnóstico. Por último, como las distorsiones son lesiones grandes, hay que tener en cuenta la resonancia magnética o técnicas de contraste para decidir sobre cuál sí y cuál no debe someterse a cirugía", ha apostillado, para informar de que la misión de la nueva asociación es ampliar los estudios que ya han realizado para contar con mayor evidencia a la hora de elegir el abordaje en cada caso.

Para leer más