Actualizado 22/02/2016 10:13 CET

La terapia con testosterona aumenta la función sexual

Hombre y mujer en la cama,enfadados.
GETTY//WAVEBREAKMEDIA LTD

    MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   A medida que los hombres envejecen, sus niveles de testosterona tienden a disminuir, lo que lleva a la disminución de la función sexual, la movilidad y la energía. Aunque se ha estudiado la testosterona como un tratamiento potencial, hasta ahora los resultados de los ensayos han sido inconsistentes.

   Sin embargo, un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, señala que el tratamiento con testosterona mejora la función sexual y el estado de ánimo en los hombres mayores con niveles bajos de testosterona.

   Los resultados de 'Testosterone Trials' (TTrials), llevado a cabo en 12 sitios en todo el país, incluyendo la Escuela de Medicina de Yale, demostraron de manera convincente los beneficios de la testosterona en los hombres mayores de 65 años, según los investigadores.

   Para probar el beneficio potencial del tratamiento con testosterona en los hombres que tenían niveles bajos de testosterona por ninguna otra razón que la edad avanzada, los investigadores de Yale, cuyo trabajo se publica en 'New England Journal of Medicine', colaboraron con investigadores de 12 instituciones, dirigidos por la Universidad de Pensilvania, para realizar TTrials.

   Con apoyo del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento estadounidense, los autores de Yale inscribieron al mayor número de participantes en cualquiera de los sitios (84 de 790) para estos estudios doble ciego, controlados con placebo que evaluaron la eficacia del gel de testosterona en distintos aspectos, como la función sexual, la función física y la vitalidad.

   Los investigadores encontraron que los hombres que recibieron la terapia de testosterona durante un año, en comparación con los de placebo, registraron mejoras significativas en la función sexual, incluyendo la actividad sexual, el deseo sexual y la función eréctil.

SIN MEJORAS EN LA CAPACIDAD DE ANDAR

   "Parece que hay beneficios para el tratamiento con testosterona en hombres que presentan niveles bajos de testosterona de forma inequívoca que son atribuibles exclusivamente a la edad", explica Thomas Gill, profesor de Geriatría y coautor del estudio. "Los beneficios en la función sexual eran bastante convincentes", subraya.

   Aunque los participantes inscritos en el ensayo que evaluó la función física no vieron mejoras significativas en su capacidad para caminar -medido por un aumento de 50 metros o más de su distancia recorrida en 6 minutos-, se encontró un incremento cuando se evaluó a todos los participantes en el estudio. Además, los hombres inscritos en el ensayo sobre la vitalidad vieron beneficios modestos en términos de mejora del estado de ánimo y menos síntomas depresivos.

   A pesar de que los resultados fueron mixtos, Gill observó un beneficio global que no se había visto en estudios previos. "Una manera de interpretar los resultados entre los ensayos es una impresión global de cambio -señala-. Hemos encontrado que la testosterona mejora la impresión de los hombres de que su deseo sexual, capacidad, nivel de energía para caminar y salud general eran mejores".

   Los investigadores también informaron que no hubo aumentos en los efectos secundarios adversos un año después de que la terapia con testosterona se suspendió. Sin embargo, se necesitaría un ensayo más grande para demostrar de manera concluyente la seguridad con el tiempo, según los investigadores.