Publicado 13/06/2022 13:12

Sanitarios destacan la importancia de prevenir la neumonía y gripe en mayores de 65 años

Archivo - Enferma, fiebre, gripe, mayor, neumonía
Archivo - Enferma, fiebre, gripe, mayor, neumonía - ATS - Archivo

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Profesionales sanitarios han destacado la importancia de prevenir la neumonía y gripe en mayores de 65 años, como así se desprende del estudio 'ADult Vaccination drIverS and barriErs (ADVISE)', realizado en colaboración con la compañía biofarmacéutica MSD.

El objetivo del trabajo ha sido evaluar el conocimiento, actitudes, creencias y barreras de los profesionales sanitarios (Médicos de Atención Primaria y enfermería) y de la población general igual o mayor de 65 años sobre la inmunización frente a la gripe y la enfermedad neumocócica, así como de los riesgos potenciales asociados a no estar vacunados.

Entre las principales conclusiones del estudio, destacó el alto consenso entre médicos y enfermería sobre la importancia de la inmunización antigripal y antineumocócica en los mayores de 65 años, quienes además afirmaron recomendar la vacuna contra la gripe y el neumococo a esta población.

"No obstante, el estudio refleja que los médicos de Atención Primaria dedican menos tiempo de consulta que los enfermeros y enfermeras a recomendar o informar a los pacientes sobre la inmunización en general, concretamente el 14 por ciento frente a 51 por ciento, quizás en relación con la carga y el tipo de trabajo de cada uno de ellos", ha dicho la jefa de Sección del Centro de Salud y Vacunación Internacional de Madrid Salud del Ayuntamiento de Madrid, Esther Redondo.

Sin embargo, cuando se trata de realizar una recomendación específica tanto el colectivo de médicos como el de enfermería declaró que dedicaba aproximadamente el doble de tiempo de consulta a recomendar o informar a los pacientes sobre la vacuna de la gripe (54% y 65%, respectivamente) que sobre la vacuna del neumococo (25% y 30%).

Por otro lado, el análisis destacó que los adultos que tienen 65 años o más creían en la efectividad de las vacunas (particularmente los mayores de 75 años y/o con enfermedades crónicas) y el beneficio asociado a la salud personal y social. De hecho, los encuestados afirmaron que la principal motivación hacia el acto de inmunización fue la confianza en la recomendación de su médico de Atención Primaria.

"Las investigaciones muestran que la mayoría de los adultos creen que las vacunas son importantes y que la recomendación de su profesional sanitario supone un aspecto clave en la inmunización de los adultos", ha explicado el doctor del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Universitario Clínic de Barcelona, Antoni Trilla.

Sin embargo, uno de cada cinco indicó que 'nunca se vacunaron', en su mayoría entre 65 y 74 años y/o sin enfermedades crónicas. "Las posibles dudas que pueden tener los adultos mayores de 65 años con respecto a la inmunización ponen de manifiesto la relevancia de establecer una relación de confianza médico-paciente, entre las muchas estrategias necesarias para abordar esta compleja cuestión", ha subrayado el experto.

En general, el estudio reflejó que los adultos de 65 años o más tenían una actitud positiva con respecto a las vacunas, con puntuaciones que iban desde el 7.1/10 al 7.7/10, de acuerdo con una serie de afirmaciones sobre los atributos de las vacunas.

"Pero todavía hay espacio de mejora, especialmente con el neumococo.
No hay que olvidar que los mayores de 65 años tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad neumocócica. De hecho, un estudio liderado por investigadores del Laboratorio de Referencia de Neumococos del Centro Nacional de Microbiología del ISCIII, en colaboración con Salud Pública de la Comunidad de Madrid y del Servicio de Microbiología del Hospital de Bellvitge, alertaron de la elevada carga de enfermedad producida por los serotipos 3 y 8 en población adulta, que causan en torno al 32 por ciento de los casos de enfermedad neumocócica invasiva (ENI) en España en adultos de 65 años o más", ha destacado la jefa de Sección del Centro de Salud y Vacunación Internacional de Madrid Salud del Ayuntamiento de Madrid, Esther Redondo.


FALTA DE TIEMPO, UNA BARRERA IMPORTANTE EN LA INMUNIZACIÓN

Del mismo modo, en el estudio el 62 por ciento de los médicos de atención primaria y el 72 por ciento de las enfermeras y enfermeros señalaron que la carga de trabajo les impide dedicar todo el tiempo que sería deseable a tareas preventivas como la inmunización.

Ambos grupos consideraron que las medidas clave para promover aún más la inmunización incluirían tener más tiempo para dedicar a los pacientes por visita (el 46% de los médicos de cabecera y el 38% del colectivo de enfermería seleccionaron esta respuesta) y tener más tiempo para informar a los pacientes sobre los beneficios de la inmunización (33% y 43%), por delante de medidas como aumentar el tiempo dedicado a la formación sobre inmunización (8% y 8%) u organizar consultas específicas con los pacientes sobre la inmunización (11% y 9%).

Asimismo, ambos grupos declararon dedicar la misma cantidad de tiempo a las medidas de prevención, recomendación y tratamiento (aproximadamente 1/3 del tiempo por tarea) tanto con la vacuna de la gripe como con la del neumococo.

Contador

Más información