Un robot para que los ancianos con demencia puedan vivir de forma independiente

Un robot puede ayudar a los ancianos con demencia a vivir independientemente
WASHINGTON STATE UNIVERSITY
Publicado 15/01/2019 18:02:15CET

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un robot creado por científicos de la Universidad Estatal de Washington (Estados Unidos) puede ayudar a los ancianos con demencia y otras limitaciones a vivir de forma independiente en sus casas, según se demuestra en un estudio publicado en la revista 'Cognitive Systems Research'.

El 'Robot Activity Support System' (RAS, por sus siglas en inglés) utiliza sensores incrustrados en una casa inteligente en la universidad para determinar dónde están los residentes, qué hacen y cuándo necesitan asistencia con sus actividades diarias.

Además, se mueve a través de las habitaciones y rodea los obstáculos para encontrar a las personas, ofrece instrucciones en vídeo sobre cómo llevar a cabo tareas sencillas e, incluso, puede conducir a su propietario a cosas como su medicación.

"RAS combina la conveniencia de un robot móvil con la tecnología de detección de actividad de un hogar inteligente para brindar asistencia en el momento, a medida que se detecta la necesidad de ayuda", ha explicado el investigador Bryan Minor.

"Más del 90 por ciento de los adultos mayores prefieren envejecer en su casa en lugar de mudarse a una residencia. Queremos hacer que, en lugar de traer a un cuidador o enviar a estas personas a un asilo, podamos usar la tecnología para ayudarlos a vivir independientemente por su cuenta", ha apuntado, por su parte, la profesora de la unversidad, Diane Cook.

PASEAR AL PERRO Y REGAR PLANTAS

El equipo investigador reclutó a 26 estudiantes graduados y sin graduar para completar tres actividades en una casa inteligente con RAS como asistente. Las actividades eran prepararse para pasear al perro, tomar medicina con comida y agua y regar las plantas de casa.

Cuando los sensores de la casa detectaban un fallo humano al iniciar una tarea o problemas para llevarla a cabo, RAS recibía un mensaje para ayudar. Entonces el robot usaba su sistema de planos, su cámara de navegación, sus sensores y su 'software' para ayudar a la persona y ofrecerles asistencia.

La persona podía después indicar mediante una tableta si querían ver un vídeo del siguiente paso a dar en la tarea que realizaban, un vídeo de la actividad completa o consultar al robot para que les dirigiera a los objetos necesarios para completar la tarea, como la correa del perro en el caso de la primera de ellas.

Después, a los participantes se les pidió que puntuaran la actuación del robot. La mayoría lo puntuaron favorablemente y encontraron que su interfaz era fácil de usar. También informaron de que el vídeo del siguiente paso les parecía más útil que los mensajes.

"Si bien todavía estamos en una etapa temprana de desarrollo, nuestros resultados inicales con RAS han sido prometedores", ha puntualizado Minor, que ha informado de que "el siguiente paso en la investigación será probar el desempeño del robor con un grupo de adultos mayores para tener una mejor idea de qué mensajes, recordatorios de vídeo y otras preferencias tienen sobre el robot".