La prevalencia de demencias en personas mayores se duplica cada cinco años a partir de que éstas cumplan los 65

Actualizado 16/11/2012 13:32:26 CET
Un Anciano Que Padece Alzheimer
EUROPAPRESS/LISA F. YOUNG

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

La prevalencia de demencias en personas mayores se duplica cada cinco años a partir de que éstas cumplan los 65, según han explicado los expertos que han participado recientemente en el encuentro 'La Atención Primaria: primer punto de apoyo para las personas mayores', que se celebrado en Salamanca bajo la organización de la Sociedad Española de Medicina Geriátrica (Semeg).

Ante ello, recomiendan que geriatría y los médicos de familia se coordinen "para mejorar el diagnóstico y la atención a demencias". Y es que, afirman que "el 30 por ciento de las consecuencias negativas asociadas al envejecimiento se puede evitar con medidas preventivas".

En la actualidad, "más de 800.000 españoles sufren algún tipo de demencia, siendo el Alzheimer el trastorno más prevalente", según asegura el presidente de Semeg, el doctor Juan Macías. A su juicio, uno de los problemas que puede inducir a falsos diagnósticos de demencias es "el desconocimiento de la normalidad del envejecimiento".

Por ello, apuesta por proporcionar a los profesionales "el conocimiento y las capacidades analíticas necesarias para poder evaluar adecuadamente las patologías más frecuentes entre personas mayores". Para él, hay que poner "especial énfasis" en los déficits cognitivos y los trastornos de la movilidad física, ante los que hay que favorecer "una mejor comunicación con los pacientes "y fomentar una atención de mayor calidad.

EL MÉDICO DE FAMILIA "JUEGA UN PAPEL FUNDAMENTAL"

El experto considera que el médico de familia "juega un papel fundamental en el reconocimiento, el tratamiento y el seguimiento de las demencias y sus síntomas"; algo que estima necesario porque ésta "se ha convertido en uno de los principales problemas de la sociedad al padecerla el 30 por ciento de los pacientes mayores de 85 años".

Además, y con motivo de la celebración durante 2012 del Año del Envejecimiento Activo, Macías sostiene que en su proceso "hay una parte genética, contra la que es difícil luchar, y otra que depende del entorno". Respecto a esta última, apuesta por "evitar hábitos tóxicos, realizar actividad física, seguir una dieta adecuada y prevenir los factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión y el colesterol".

Por último, los expertos en geriatría abogan por la existencia de un protocolo de actuación en Atención Primaria que posibilite la realización del diagnóstico temprano del Alzheimer y otras demencias. "La enfermedad de Alzheimer y el envejecimiento no son sinónimos", concluye el presidente de Semeg.