Las personas mayores, infrarrepresentadas en estudios pese a que en 2030 el 70% de las neoplasias las sufrirán ellos

Persona mayor en un taller de lectura.
CEDIDA - Archivo
Publicado 14/11/2018 13:20:45CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

En el año 2030 el 70 por ciento de las neoplasias se asentarán en los mayores de 65 años, según datos recogidos en la Guía de Buena Práctica Clínica en Geriatría, 'Dolor oncológico en el anciano' de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). Pese a ello, "las personas mayores están infrarrepresentadas en estudios y ensayos clínicos, están fuera de los programas de detección precoz", según el presidente de la (SEGG), José Antonio López Trigo.

Ante esta situación, el experto propone como solución el trabajo en equipo de oncólogos, hematólogos y geriatras, tanto al inicio del proceso diagnóstico, como para hacer una valoración integral y global del paciente, ayudando así al oncólogo en el seguimiento posterior al tratamiento.

De esta forma se ofrecería una atención multidisciplinar de calidad al paciente mayor con cáncer, siendo "clave la figura del Geriatra como médico de apoyo a todos los problemas de fondo", afirma el especialista, a los que muchas veces hay que añadir los que "pueda desarrollar a partir de la utilización de los quimioterápicos o del tipo de terapia que se aplique", explica el presidente de la SEGG.

Todos estos factores se tratan en la II Jornada sobre Oncohematogeriatría, que se celebra este miércoles en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, con el fin de concienciar sobre la necesidad del acceso a las terapias innovadoras y la atención multidisciplinar del paciente oncohematológico mayor.

Este evento cuenta con el aval científico de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y con el de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH). Aborda también temas importantes en relación al paciente oncohematológico mayor como son las actualizaciones en Oncogeriatría y en Hematogeriatría; la atención multidisciplinar y coordinación asistencial al paciente con cáncer; la equidad en los tratamientos oncohematológicos; y la fragilidad y los factores de riesgo de mayor impacto en el paciente mayor con cáncer.

PECULIARIDADES DEL PACIENTE MAYOR CON CÁNCER

El paciente mayor es una persona con patología crónica y polimedicada, que requiere una valoración integral de su estado de salud, a nivel clínico, cognitivo, psicológico, nutricional, tanto en aspectos sociales como funcionales de la vida cotidiana.

Además, presenta otras comorbilidades, por lo tanto "hace más compleja" la terapéutica dirigida hacia el cáncer, alega López Trigo. Así mismo, es más difícil la aproximación diagnóstica, ya que al ser un paciente polisintomático, "no presenta una sintomatología clara y definida en comparación a los pacientes más jóvenes", concluye.