Actualizado 22/10/2021 16:41 CET

La mirtazapina, un antidepresivo común, no debería usarse en personas con demencia

Archivo - Female hands hold pill and glass of water
Archivo - Female hands hold pill and glass of water - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / NIMIS69 - Archivo

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un fármaco utilizado para tratar la agitación en personas con demencia no es más eficaz que un placebo, e incluso podría aumentar la mortalidad, según un nuevo estudio de la Universidad de Plymouth, en Reino Unido y publicada en la revista 'The Lancet'.

La investigación multicéntrica ha demostrado que el antidepresivo mirtazapina no ofrecía ninguna mejora en la agitación de las personas con demencia, y posiblemente estaba más asociado a la mortalidad que la no intervención.

La agitación es un síntoma común de la demencia, que se caracteriza por una actividad verbal, vocal o motora inapropiada, y a menudo implica agresiones físicas y verbales. La atención no farmacológica centrada en el paciente es la primera intervención que debe ofrecerse pero, cuando esto no funciona, los clínicos pueden pasar a una alternativa farmacológica.

Se ha demostrado que los antipsicóticos aumentan las tasas de mortalidad en las personas con demencia, además de otros malos resultados, por lo que la mirtazapina se ha prescrito de forma rutinaria. Este estudio se diseñó para ampliar la base de pruebas sobre su eficacia.

El estudio, financiado por el Instituto Nacional de Investigación Sanitaria (NIHR), reclutó a 204 personas con enfermedad de Alzheimer probable o posible en 20 centros de todo el Reino Unido, asignando la mitad a mirtazapina y la otra mitad a placebo. El ensayo fue doblemente ciego, lo que significa que ni el investigador ni los participantes en el estudio sabían lo que estaban tomando.

Los resultados mostraron que no había menos agitación después de 12 semanas en el grupo de mirtazapina que en el grupo de control. También se produjeron más muertes en el grupo de mirtazapina (siete) en la semana 16 que en el grupo de control (sólo una), aunque el análisis sugiere que la importancia estadística es marginal.

El investigador principal, el profesor Sube Banerjee, decano ejecutivo de la Facultad de Salud y catedrático de Demencia de la Universidad de Plymouth, explicó por qué los resultados eran tan sorprendentes, pero importantes.

"La demencia afecta a 46 millones de personas en todo el mundo, cifra que se duplicará en los próximos 20 años. La mala calidad de vida se debe a problemas como la agitación, y es necesario encontrar formas de ayudar a los afectados", apunta.

Destaca que "este estudio demuestra que una forma habitual de tratar los síntomas no es útil, e incluso podría ser perjudicial. Es realmente importante que estos resultados se tengan en cuenta y que la mirtazapina deje de utilizarse para tratar la agitación en personas con demencia --añade--. Este estudio ha añadido información importante a la base de pruebas, y esperamos investigar otros tratamientos que puedan ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas".