Actualizado 03/02/2020 13:39:44 CET

Mejorar la experiencia gustativa en los mayores incrementa su apetito y mejora su calidad de vida

Mayores, comida
Mayores, comida - GETTY/MONKEYBUSINESSIMAGES - Archivo

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

Mejorar la experiencia gustativa en personas mayores incrementa su apetito y mejora su calidad de vida, frente a la "inapetencia habitual" que suelen presentar durante la última etapa de su vida, según han demostrado científicos, académicos y sanitarios de la Universidad Autónoma de Barcelona, el Hospital Clínic y el Hospital de la Santa Creu i de Sant Pau en el proyecto de investigación 'Better taste in older age'.

El estudio, desarrollado entre febrero de 2018 y noviembre de 2019, se realizó entre 30 personas mayores que viven en diferentes residencias geriátricas españolas: Jardins de Valldoreix y Roca y Pi (Barcelona), Perpetuo Socorro (Madrid) y Puente Viesgo (Cantabria),  impulsado por Serunion, cuya división Serunion Vitae se encarga de la gestión del servicio de comidas para residencias y centros de día de la tercera edad.

En este sentido, se testaron dos tipos de aromas distintos. En primer lugar, un aroma alimentario "inocuo", que se incorporaba a la comida para "realzar" su sabor. Y en segundo lugar, un aroma a pan tostado que se vaporizaba en el ambiente justo antes de que los mayores entraran en el comedor, para que se fueran "despertando" sus sentidos.

Durante cuatro días se servía el mismo menú al grupo piloto escogido, alterando platos con y sin aroma, para después encuestar a los participantes con el fin de obtener una valoración "instantánea", conociendo así su opinión respecto al sabor que notaban en la comida.

En base a los resultados, los expertos comprobaron que el apetito de los participantes aumentaba en los días en que el menú contaba con el aroma alimentario y también que el aroma en el ambiente contribuía a hacer más "agradable" la experiencia gustativa de las comidas.

"La investigación persigue mejorar la calidad de vida de las personas mayores que viven en una situación de vulnerabilidad y que ven disminuidas sus ganas de comer debido a factores psicológicos, físicos, médicos y sociales", ha señalado el neuropsicólogo de la Unidad de Trastornos de Movimiento del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau en Barcelona, el doctor Saül Martínez.

Según datos aportados por la Sociedad de Geriatría y Gerontología (SEGG), el 90 por ciento de los pacientes mayores de 80 años presentan alteraciones del apetito por factores fisiológicos. Este estudio busca "paliar" los efectos negativos de la falta de saborización de la comida, como las frustaciones, la desgana y en última instancia la inapetencia, que obliga a que los cuidadores tengan que prestar especial atención durante las ingestas.

LA ESTIMULACIÓN DEL OLFATO

La incorporación del aroma en las comidas sirve no solo para mejorar el sentido del gusto sino también para mejorar el estado de ánimo y psicológico de las personas mayores, al igual que su bienestar y su disposición para comer, según ha afirmado el codirector de la investigación y doctor en Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona, el doctor Pere Navalles.

A sus declaraciones se ha sumado el investigador senior del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS) del Hospital Clínic de Barcelona, el doctor Joaquim Mullol, que ha asegurado que la iniciativa demuestra la vinculación del olfato con el sistema límbico, de manera que se evocan recuerdos "emotivos" de vivencias anteriores gracias a esta estimulación del apetito.

Los especialistas reconocen, sin embargo, la dificultad de participación en el estudio por ser una "población sensible y vulnerable", así como por los criterios de exclusión "estrictos" a tener en cuenta como: deterioro cognitivo, depresión, trastornos de conducta alimentaria o tratamiento farmacológico.

El proyecto ha contado con la implicación de los cuidadores de la Residencia Roca y Pi y Puente Viesgo y también ha organizado un focus group con seis cuidadores para "completar la validación final del estudio".

Para concluir, el director comercial de Serunion, Aksel Helbek, ha destacado que gracias a esta investigación la compañía va a poder incorporar los resultados obtenidos y así mejorar la experiencia durante la alimentación en las personas mayores, logrando "incidir de forma directa en su calidad de vida".

Contador