Los mayores tienen más riesgo de caerse cuando han sufrido dolor de espalda

Dolor de espalda, espondilitis anquilosante
GETTY/CHIOSEA_ION
Actualizado 23/12/2016 12:22:43 CET

NUEVA YORK, 23 Dic. (Reuters/EP) -

Investigadores de la Oregon Health and Science University en Portland (Estados Unidos) aseguran que el dolor de espalda en personas mayores conlleva un mayor riesgo de caídas, incluso en aquellas personas que no presentan otro problema o discapacidad.

"Sabemos que las personas mayores con dolor de espalda tienen una mala función física, como menor fuerza y dificultad para levantarse de la silla", según Lynn Marshall, autora de este estudio que publica en su último número la revista 'Journals of Gerontology: Medical Sciences'.

Esta experta y su equipo analizó datos de casi 6.000 hombres mayores de 65 años que vivían en casa su casa y que, entre los años 2000 y 2002, completaron varios cuestionarios para informar de si habían sufrido algún tipo de molestias en la espalda en los 12 meses previos, precisando la zona del dolor, la gravedad y su frecuencia. Además, también tenían que informar de si se habían caído y cuántas veces.

Los investigadores también recopilaron información sobre el uso de medicamentos, si presentaban algún tipo de discapacidad y habían sufrido mareos u otros cuadros de dolor que pudieran influir también en su riesgo de caídas.

Poco más de dos tercios de los participantes dijeron haber tenido dolor de espalda y, de estos, el 62 por ciento tenía dolor sólo en la parte baja de la espalda. El 9 por ciento catalogó el dolor como grave, el 20 por ciento se vio afectado por su dolor "todo o la mayor parte del tiempo" y el 30 por ciento limitaron su actividad por culpa del dolor.

Al año siguiente, un total de 1.388 hombres (una cuarta parte del grupo) dijeron haberse caído al menos una vez y 632 lo hicieron más de una. De este modo, vieron que quienes habían sufrido de la espalda eran un 30 por ciento más propensos a haberse caído varias veces, aunque el riesgo de caerse sólo una vez fue similar en ambos grupos.

CUANDO DUELEN DISTINTAS ZONAS, EL RIESGO CRECE

Asimismo, el riesgo de cualquier caída fue mayor para las personas con dolor en dos partes diferentes de la espalda, y mucho mayor para quienes declaraban molestias en tres o más sitios, en comparación con los que no tenían dolor. Y quienes lo sufrían de forma habitual también tenían más riesgo de caerse.

"Las caídas, y particularmente las lesiones causadas por las caídas, son una fuente común de discapacidad y de pérdida de autonomía funcional entre las personas mayores, pero se pueden prevenir mediante intervenciones relativamente baratas", ha reconocido el geriatra Thomas Gill, de la Universidad de Yale en New Haven (EE.UU), que no ha participado en el estudio.

Así, este experto aconseja la actividad física moderada y minimizar el uso de medicamentos que repercutan en el cerebro o la presión arterial ya que, como recuerda, son la principal causa de muerta o lesión en personas de edad avanzada, según datos de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés).

El estudio no prueba que el dolor de espalda cause directamente las caídas, según advierten sus autores, que no obstante relacionan este vínculo con el ya observado en otros trabajos previos. Es posible que el miedo a caerse o problemas cognitivos asociados con el dolor de espalda puedan explicar esta relación, aunque serán necesarios más estudios para entenderlo.