Actualizado 16/06/2020 18:57 CET

Los mayores sanos que viven en residencias podrán salir del centro a partir del domingo

Una residente y una trabajadora sanitaria, ambas protegidas con mascarilla, de la ‘Casa de Misericordia’ en el exterior del centro donde han habilitado una zona de visitas
Una residente y una trabajadora sanitaria, ambas protegidas con mascarilla, de la ‘Casa de Misericordia’ en el exterior del centro donde han habilitado una zona de visitas - Eduardo Sanz - Europa Press

   MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha afirmado este martes que las personas mayores sanas que viven en centros residenciales podrán salir a la calle a partir del domingo.

   "Yo creo que el domingo entramos en nueva normalidad y, en principio, deberían poder salir de las residencias sin ningún problema", ha manifestado el doctor Simón al ser preguntado por esta cuestión en la rueda de prensa diaria.

   En este sentido, ha reconocido que el hecho de que las personas mayores residentes de centros geriátricos no puedan salir a la calle en este momento "es un problema, un hándicap que tienen". "La protección de los grupos vulnerables tiene su efecto beneficioso, pero es cierto que también puede tener algunos efectos colaterales no deseables", ha apuntado Simón.

   Así, ha detallado que, en personas muy mayores, con algún deterioro cognitivo puede "incluso agravarlo" y, en otros casos, se requiere que hagan "un cierto ejercicio físico diario". En este punto, cree que el confinamiento ha podido generar, en algunos casos, "problemas que habrá que solucionar y recuperar progresivamente".

   "En todo caso, a partir del domingo, seguro que se puede (salir) y espero que puedan recuperar rápidamente la forma física o la movilidad que hayan podido perder", ha subrayado el doctor Simón.

   El Ministerio de Sanidad prohibió la práctica de deporte individual y los paseos de las personas residentes en los centros de mayores, según la Orden SND/380/2020, de 30 de abril. El texto indicaba que pese a los "beneficios" que este tipo de actividad tiene en la salud de las personas, "en el momento actual de la crisis sanitaria, y con el fin de proteger uno de los colectivos más vulnerables, en esta fase no se contempla" el deporte y los paseos por parte de los residentes en centros de mayores.

   A partir de la fase 2, las comunidades autónomas puden permitir, como cada una de ellas determine, la realización de visitas a los usuarios de centros residenciales de personas mayores, así como la realización de paseos por los residentes.