Publicado 28/06/2022 12:51

Mantener las rutinas, limitar compromisos sociales y adaptar el entorno, claves vacacionales para personas con Alzheimer

Archivo - Demencia, alzheimer.
Archivo - Demencia, alzheimer. - UAM - Archivo

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Llega el verano y también las vacaciones, momento para desconectar, viajar, visitar familiares y relajarse pero los escenarios pueden ser completamente diferentes cuando se comparten con una persona con Alzheimer. Por ello, la Fundación Pasqual Maragall ha aconsejado mantener las rutinas de comida y descanso; limitar los compromisos sociales y adaptar el entorno, son algunas de las claves que facilitan el disfrute de las personas con dicha enfermedad.

La entidad advierte que cualquier alteración de los hábitos diarios puede afectar a las personas que sufren la enfermedad y, por lo tanto, hay que planificar las vacaciones con antelación para garantizar su bienestar y el de las personas cuidadoras.

"El verano y las vacaciones ofrecen opciones que podemos convertir en oportunidades para velar por el bienestar de la persona que sufre Alzheimer, facilitando que la persona cuidadora pueda descansar y tenga su propio tiempo de ocio", ha explicado la neuropsicóloga de la Fundación Pasqual Maragall, Nina Gramunt.

En este sentido, también aconsejan facilitar el proceso de adaptación al nuevo entorno, ya que un cambio de hogar o de habitación puede causar desorientación y hay que procurar que sea lo menos traumático posible. Por eso, señalan que dejar alguna luz encendida por la noche o incluir elementos cotidianos pueden ser de gran ayuda.

Al ser verano, también se debe prestar atención al calor porque pueden ser vulnerables debido a su alteración cognitiva. También se debe mantener la comunicación familiar y evitar las confrontaciones. "Aunque la persona afectada no pueda recordar los detalles de la discusión sí puede sentir las emociones negativas que haya experimentado durante la misma", ha explicado la Fundación.

Más información