Publicado 14/01/2022 12:51CET

Un estudio trata de eliminar las hormonas del estrés que empeoran el Parkinson

James Herman ha desarrollado un modelo animal que puede eliminar los receptores de la hormona del estrés.
James Herman ha desarrollado un modelo animal que puede eliminar los receptores de la hormona del estrés. - ANDREW HIGLEY/UNIVERSIDAD DE CINCINNATI

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Universidad de Cincinnati (UC, Estados Unidos) está desarrollando un proyecto para examinar cómo los receptores de la hormona del estrés afectan a la degeneración celular en el Parkinson y así tratar de eliminar esos receptores para revertir los efectos de la enfermedad.

La directora del laboratorio 'Selma Schottenstein Harris' para la Investigación del Parkinson en el Departamento de Neurología y Medicina de Rehabilitación de la Facultad de Medicina de la UC, Kim Seroogy, ha explicado que las hormonas del estrés activan un receptor en las células que puede acelerar la muerte neuronal en las áreas del cerebro que regulan la actividad motora y función no motora.

Por ello, su equipo tratará de examinar si el bloqueo o la eliminación de estos receptores puede detener o incluso revertir la degeneración celular del Parkinson que empeora con el estrés crónico. "Muchos pacientes de Parkinson tienen altos niveles de hormonas del estrés. Así que pensamos que los niveles elevados de hormonas del estrés y el estrés vital crónico aceleran el curso de su enfermedad. Si podemos bloquear ese receptor, tal vez eso pueda retrasar la progresión de la enfermedad", ha asegurado.

El laboratorio del neurocientífico, James Herman, quien también participa en el proyecto, ha desarrollado un modelo animal que puede eliminar específicamente los receptores de la hormona del estrés en las células cerebrales asociadas con el Parkinson. "Una de las ventajas del modelo es que podemos apuntar esencialmente al gen, sin afectar el resto del cerebro. Es una manipulación muy precisa. Podemos hacer preguntas muy específicas sobre el papel de este receptor y estas importantes neuronas de dopamina que mueren en la enfermedad de Parkinson", ha sostenido.

Una de las novedades que presenta esta investigación es que también se centrarán en los síntomas no motores que produce el Parkinson, tal y como ha puesto de manifiesto Herman, quien ha reconocido que muchos pacientes informan de síntomas como problemas cognitivos o de estado de ánimo.

Para probar cómo la eliminación de los receptores de la hormona del estrés afecta la parte cognitiva, la investigación contará con la participación de la profesora del Departamento de Farmacología y Fisiología, Teresa Reyes, que se encargará de llevar a cabo evaluaciones de los animales que prueban funciones cognitivas de orden superior como la atención y la capacidad de cambiar la forma en que se completa una tarea.

En caso de que este estudio muestre que la eliminación de los receptores del estrés puede detener o revertir los efectos del Parkinson, Seroogy apunta que los próximos pasos en los próximos años podrían incluir trabajar en tratamientos a través de bloqueadores de la hormona del estrés o terapias de próxima generación que se dirijan a los receptores con más especificidad y menos efectos secundarios.

Contador