Un estudio en hombres revela mayor probabilidad de fracturas secundarias

Hombres mayores
PIXABAY - Archivo
Publicado 01/10/2018 7:29:33CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Dos nuevos estudios publicados esta semana destacan los problemas de salud de los huesos de los hombres, que a menudo se ven ensombrecidos por el enfoque de la osteoporosis y el riesgo de fracturas en las mujeres. Los hallazgos se presentan en la Reunión Anual 2018 de la Sociedad Estadounidense de Investigación Ósea y Mineral (ASBMR, por sus siglas en inglés), que se celebra en Montreal, Canadá.

Investigadores canadienses encontraron que los hombres tenían un riesgo tres veces mayor de sufrir una fractura secundaria dentro del año de una primera fractura en comparación con los que no, mientras que el riesgo para las mujeres con una fractura previa era solo de 1,8 veces mayor en comparación con las mujeres sin una fractura.

El estudio a largo y largo plazo analizó el riesgo de fracturas posteriores en la cadera, la columna vertebral, el antebrazo y la parte superior del brazo en 17.721 hombres y 57.783 mujeres mayores de 50 años en Canadá durante un periodo de 25 años (1989-2006). Suzanne Morin, profesora asociada de Medicina en la Universidad McGill, Canadá, y sus colegas descubrieron que, aunque el riesgo de fractura secundaria era elevado tanto en hombres como en mujeres durante ese periodo de tiempo, era más alto en los primeros tres años después de una fractura previa.

"Estos resultados subrayan la importancia del reconocimiento oportuno de los eventos de fractura, especialmente en los hombres, una población en la que la prevención secundaria está poco ejecutada --dice Morin--. Esto nos dice que deberíamos centrarnos en las estrategias anti-fracturas temprano después del evento de fractura".

EL EJERCICIO FORTALECE LOS HUESOS

Otro trabajo presentado por investigadores del estudio 'Osteoporotic Fractures in Men' es el primero en mostrar la relación entre los diferentes niveles de actividad física y la fortaleza ósea en hombres mayores. Aunque numerosos trabajos han demostrado los efectos del ejercicio en las mujeres, este estudio evaluó casi a 1.000 hombres mayores (con una edad promedio de 84 años) y el tiempo que pasaron haciendo ejercicio en comparación con los que eran sedentarios.

Los científicos encontraron que aquellos que pasaron más tiempo dedicados al menos a la actividad física moderada (incluyendo tareas domésticas y algunos deportes como caminar, golf, pelota blanda y tai-chi) y aquellos con mayor actividad total durante un periodo de siete años tenían mediciones de fuerza ósea más elevadas con el consiguiente menor riesgo de fractura.

"Los hombres mayores corren mayor riesgo de fracturas que alteran la vida. Este fue un avance para finalmente tener datos que muestren que la actividad física entre los hombres tarde en la vida se relacionó con la resistencia ósea y el riesgo de fractura, mostrando que permanecer activo a lo largo de la vida podría reducir el riesgo de estas fracturas", dice Lisa Langsetmo, investigadora de la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos.

"Estos dos estudios realmente muestran la importancia de las ganancias en masa ósea para hombres y mujeres y cómo la salud ósea y el riesgo de osteoporosis no es solo un problema para las mujeres --resume el presidente del 'ASBMR Council', Michael Econs, especialista en Endocrinología y Metabolismo y profesor de Medicina en la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, Estados Unidos--. Tenemos que estar atentos para compartir los beneficios de la construcción de masa ósea para los hombres que viven más tiempo y que presentan el doble de probabilidades de morir dentro del primer año de una fractura de cadera en comparación con las mujeres".

Contador