Publicado 18/05/2022 07:09

La estructura del cerebro se relaciona con el Alzheimer

Archivo - PET del cerebro que muestra placas amiloides y proteínas tau en Alzheimer
Archivo - PET del cerebro que muestra placas amiloides y proteínas tau en Alzheimer - DEAN WONG, M.D., PH.D. AND AYON NANDI, M.S., PH.D.

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El aumento del volumen de una importante estructura del cerebro denominada plexo coroideo está relacionado con un mayor deterioro cognitivo y con la enfermedad de Alzheimer, según un nuevo estudio publicado en la revista 'Radiology'.

El plexo coroideo es una red de vasos sanguíneos, tejido conectivo y células que se encuentra en los espacios del cerebro llamados ventrículos y que desempeña un papel importante en la salud del cerebro ya que es una puerta de entrada para las células inmunitarias de la sangre al cerebro.

Como lugar principal de producción de líquido cefalorraquídeo, es crucial para eliminar los productos de desecho y las proteínas tóxicas de las células cerebrales. Esta función es especialmente importante en el caso de la enfermedad de Alzheimer.

Investigaciones recientes sugieren que la progresión de la enfermedad está relacionada con la acumulación de proteínas anormales llamadas amiloide y tau y la posterior degeneración de los nervios.

"Los investigadores creen que el responsable de la enfermedad de Alzheimer es el deterioro de la eliminación y no la sobreproducción de amiloide y tau anormales", afirma el autor principal del estudio, el doctor Won-Jin Moon, profesor de radiología y director del Departamento de Radiología de la Facultad de Medicina de la Universidad Konkuk de Seúl (Corea).

"Por lo tanto --prosigue--, suponemos que el estado anormal del plexo coroideo está relacionado con el fracaso de la limpieza que conduce a la acumulación de residuos y proteínas tóxicas en el cerebro y el fracaso de la vigilancia inmune que conduce a la neuroinflamación".

Se sabe poco sobre el perfil de imagen del plexo coroideo en el deterioro cognitivo. Para saber más, el doctor Moon y sus colegas realizaron resonancias magnéticas cerebrales a 532 participantes en distintas fases de deterioro cognitivo. A 132 se les sometió a imágenes de permeabilidad mediante resonancia magnética dinámica con contraste.

El volumen del plexo coroideo y la permeabilidad se asociaron con la gravedad del deterioro cognitivo en la RM cerebral. El volumen del plexo coroideo era mayor en los pacientes con demencia de Alzheimer que en los que no la padecían.

Un mayor volumen del plexo coroideo se asoció negativamente con la memoria. También tenía efectos negativos en la función ejecutiva, un amplio conjunto de habilidades mentales que rigen aspectos como el autocontrol y la planificación.

"Nuestro estudio descubrió que el aumento del volumen del plexo coroideo se asocia de forma independiente con un mayor deterioro cognitivo --destaca Moon--. No encontramos ninguna relación entre el volumen del plexo coroideo y la patología amiloide, pero sí una clara relación entre el volumen del plexo coroideo y la gravedad del deterioro cognitivo".

Los resultados del estudio apuntan a nuevas posibilidades del papel de la IRM en el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer. "Creo que nuestros hallazgos sobre el plexo coroideo pueden sugerirlo como un nuevo sustituto potencial de imágenes de RM para un sistema de limpieza deteriorado y la neuroinflamación", subraya.

Otras posibles aplicaciones clínicas son ayudar a los investigadores a desarrollar nuevos fármacos o tratamientos para el fallo del aclaramiento y la neuroinflamación. Con el tiempo, las mediciones del plexo coroideo podrían ayudar a acelerar el tratamiento a quienes más lo necesitan.

"Si combinamos el volumen del plexo coroideo y el volumen del hipocampo en una fase de cribado, podría ayudarnos a discriminar mejor a los pacientes más vulnerables de los menos vulnerables", explica Moon.

Los investigadores planean hacer un seguimiento con un estudio longitudinal. Explorarán los cambios en el volumen del plexo coroideo a lo largo del tiempo a medida que la enfermedad progresa.

Más información