Detener los síntomas del Alzheimer ayuda a emplear los medios necesarios para retrasar su progresión, según experto

Javier Olazarán
HM HOSPITALES
Publicado 21/09/2018 14:28:49CET

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La detección temprana de proteína amiloide, la causante principal del Alzheimer, ayuda a "poner todos los medios al alcance" de los profesionales para detener o retrasar la progresión de la enfermedad, según el director de la Unidad de Investigación y Tratamiento de los Trastornos de la Memoria de HM Hospitales, Javier Olazarán.

El Alzheimer se produce por el depósito continuado de la proteína amiloide en el cerebro. Esta acumulación se lleva a cabo durante décadas, hasta que aparecen los primeros síntomas. El doctor Olazarán ha manifiestadp que "no sería honesto ni responsable decir que se puede curar esta enfermedad, pero sí se puede decir que hay numerosas vías de actuación para estabilizarla".

La aparición del Alzheimer es resultado de una combinación de factores genéticos y ambientales. Entre los que han sido identificados aparecen la edad, la diabetes, la depresión, el sexo femenino, el tabaquismo, un bajo nivel educativo, la presencia de enfermedades neurológicas o psiquiátricas, el síndrome de Down, el gen APOE y el traumatismo craneal.

La mayoría de los casos comienzan con fallos de memoria; no obstante, el doctor Olazarán ha apuntado que "existen casos atípicos que empiezan con problemas para encontrar palabras comunes, dificultad para organizarse, pérdida de capacidad de cálculo o dificultad para vestirse".

Si se da cualquiera de estos indicios, es aconsejable acudir al especialista. "La detección temprana es fundamental para retrasar la aparición de la demencia y para poder planificar medidas de protección y futuros cuidados", ha afirmado el doctor.

De esta manera, es recomendable potenciar algunos hábitos como la práctica de ejercicio, la alimentación y la higiene del sueño. Asimismo, están disponibles tanto programas de estimulación cognitiva como suplementos o fármacos con sólidos estudios científicos que demuestran una estabilización de la enfermedad durante períodos de tiempo prolongados. "Cuando ya es claro el deterioro cognitivo, es esencial adaptar el hogar y el entorno social para evitar accidentes y problemas afectivos y conductuales", ha continuado.

Contador