Publicado 02/04/2020 16:50CET

Coronavirus.- Los signos del virus son "silentes y debutan en estado avanzado" en ancianos, según médicos de residencias

Imagen de archivo de unas manos de anciano.
Imagen de archivo de unas manos de anciano. - SABINE VAN ERP/PIXABAY - Archivo

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Sociedad Española de Médicos de Residencias (Semer), María José Jiménez Cebri, ha asegurado este jueves que la presentación del coronavirus en personas de edad muy avanzada es diferente a la de jóvenes y adultos y que su cuadro clínico es al principio "más silente, debutando en estadios avanzados", lo que provoca diagnóstico tardío y mayor letalidad.

En una entrevista en Telemadrid, recogida por Europa Press, Jiménez ha comentado que al ser un virus nuevo no conocen todo su comportamiento en pacientes muy vulnerables, aunque saben que es "muy virulento".

"La presentación de una enfermedad en un anciano no es la típica, sino que son atípicas. También lo es en el coronavirus, que no presenta los signos clínicos típicos que en adultos jóvenes. Eso hace que nos retrasemos en el diagnóstico, no porque lo hagamos mal, sino porque es muy silente esta enfermedad y debuta en un estadio muy avanzado", ha explicado.

La presidenta del colectivo de médicos que trabajan en geriátricos también ha indicado que el coronavirus genera alto nivel de ansiedad en personas cognitivamente bien, ya que lo ven en los medios, "lo somatizan, piensan que tienen síntomas y les hace más vulnerables". En ancianos con demencias, la situación actual se complica porque no entiende que no pueden deambular por el centro ni compartir espacio con otras personas, lo que repercute negativamente en su salid y "agrava los cuadras".

Además, las terapias y ejercicios se realizan en zonas comunes, por lo que ahora las han tenido que suspender, lo que agrava las patologías físicas y mentales de los residentes, "y les hace más vulnerables a su vez".

Jiménez también ha recordado que la habitaciones de residencias de ancianos no cuentan con una medicalización avanzada, no tienen tomas de oxígeno, pero pese a eso "están dando una calidad sanitaria de alto nivel atendiendo a pacientes muy vulnerables". El perfil de sus pacientes, ha detallado, es el de un anciano con patología de órgano, en algunos casos muy evolucionadas, y también el de mayores con demencias muy evolucionadas, incluso algunos en estadio terminal.