Los acúfenos afectan al 12% de los mayores de 50 años

Anciano, gafas, problemas oculares, visión, vista
PIXABAY / ALESSANDROSQUASSONI - Archivo
Publicado 11/01/2019 12:42:52CET

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La incidencia de acúfeno, la percepción de un sonido en ausencia de una fuente sonora, aumenta con la edad y pasa de un 5 por ciento de afectados entre los 20 y los 30 años a un 12 por ciento de afectados a partir de los 50, ha alertado el director de la unidad de la Voz y Otorrinolaringología de Vithas Internacional, el doctor Bartolomé Scola.

El acúfeno puede ser objetivo, causado por sonidos generados en el cuerpo y transmitidos al oído, o subjetivo, ocasionado por una actividad neural anormal. "El acúfeno objetivo es raro", ha confirmado el experto.

Existen múltiples factores de riesgo para el acúfeno subjetivo, como la pérdida de audición por causas como las relacionadas con la edad, los traumatismos acústicos, las enfermedades infecciosas y la administración de antibióticos ototóxicos y los citostáticos. No obstante, aún no se conoce con exactitud el mecanismo de proudcción del acúfeno y, proablemente, existen diferentes fisiopatologías asociadas.

"Por ello mismo no se puede establecer un abordaje único y cada caso ha de tratarse de forma personalizada. Existen diferentes posibilidades de manejo que han demostrado su eficacia para conseguir una mejor tolerancia y disminuir las molestias", ha explicado el doctor Scola.

Tampoco existen pruebas objetivas que que puedan cuantificar el grado de afectación más allá de la evaluación de la propia persona. El experto ha apuntado a que "habitualmente el paciente refiere cierta molestia cuando se encuentra en ambiente de silencio, pero en ocasiones puede llegar a alterar su calidad de vida al afectar su capacidad de trabajo intelectual o dificultar el sueño".

TRATAMIENTO

Sí existen diferentes formas de manejo del acúfeno. "Ocasionalmente, el tratamiento de una patología subyacente que está causando la pérdida de audición aliviará el acúfeno, por ejemplo, la eliminación de cerumen o un cuerpo extraño", según el doctor Scola.

Pero estas formas no son posibles la mayoría de las veces. Por lo tanto, las opciones de manejo posibles consisten en el uso de audífonos que permiten una mejoría del acúfeno con pérdida auditiva en un 50 por ciento de los pacientes; enmascaradores del acúfeno mediante generadores de ruido y una terapia de reentrenamiento del tinnitus, que consiste en consejo terapéutico con terapia sonora y tratamientos farmacológicos, siempre de forma individualizada.

Además, actualmente se están desarrollando ensayos clínicos de implantación coclear en pacientes con sordera unilateral y acúfenos incapacitantes. De igual manera, la estimulación magnética craneal está en fase de investigación.