Publicado 18/04/2022 11:51

El 25,3% de las personas mayores critica que un médico o enfermera justificó su dolencia como "cosas de la edad"

Archivo - El trabajador sanitario masculino examina el oído del anciano en su casa durante la epidemia de coronavirus.
Archivo - El trabajador sanitario masculino examina el oído del anciano en su casa durante la epidemia de coronavirus. - AQUAARTS STUDIO/ISTOCK - Archivo

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 25,3 por ciento de las personas mayores afirma que un médico o enfermera justificó su dolencia o malestar como "cosas de la edad", sin explicarle adecuada y técnicamente su causa; siendo esta la situación de discriminación más habitual en el ámbito de los servicios sanitarios, según el último 'Informe sobre Edadismo del Barómetro de Mayores' de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP).

Por ello, con motivo del Día Europeo de los Derechos de los Pacientes, que se celebra este lunes, la UPD quiere poner el foco en los derechos de las personas mayores como pacientes.

"Que se dirijan directamente a la persona acompañante cuando la persona paciente es mayor, es edadismo", señala la presidenta de UDP, Inmaculada Ruiz Martín. En este sentido, recuerda que, como el resto de la ciudadanía, el colectivo de personas mayores son "sujetos" con decisión sobre su salud.

"Como pacientes con derechos, exigimos que se cuente con nosotras, frente al tutelaje. Tenemos derecho a la información sanitaria y queremos ser consultadas antes de tomar medidas que nos afectan directamente", insiste Ruiz.

Asimismo, para la confederación es importante incidir en la obtención de un diagnóstico "precoz y certero". "Queremos conseguir una mayor calidad de vida de los pacientes ofreciendo soluciones e información al paciente con afecciones de salud crónicas o complejas, como la demencia, buscando la intervención temprana y eficaz como manera de ampliar los períodos de calidad de vida de las personas afectadas, y como medio para luchar contra los diagnósticos tardíos o el infradiagnóstico. Tenemos derecho a ser pacientes formados e informados", destaca la presidenta de UDP.

IMPACTO DE LA COVID-19

La emergencia sanitaria provocada por la pandemia de la Covid-19 sigue generando una gran presión asistencial en las consultas de Atención Primaria (AP), lo que provoca que siga habiendo un gran impacto en las personas mayores con enfermedades crónicas, afectando de manera negativa a sus patologías.

En este sentido, UDP como entidad de la Plataforma de Mayores y Pensionistas, vuelve a recordar que la pandemia "no puede servir de excusa para esta situación" y, por ello, reclaman con urgencia priorizar la atención personalizada para darles una adecuada y digna asistencia, así como el acceso y calidad en la atención a largo plazo.

"A una persona mayor no le puedes dar el diagnóstico a través de un teléfono, es absurdo", lamenta Ruiz Martín, quien además señala que "hay muy pocos médicos". "No los culpo a ellos, culpo al sistema", critica.

En este sentido, la presidenta de UDP considera "prioritario" reforzar y destinar más recursos a la AP, estabilizar las condiciones laborales de los hospitales e incrementar su asistencia hasta que se cubran las ratios internacionalmente definidas, "pues de ello dependen las vidas no solo de los pacientes, sino también de las personas profesionales que salvaguardan nuestra salud", añade la presidenta de UDP.

Asimismo, recuerda que la brecha digital entre muchas personas del colectivo de mayores, así como el que no siempre se respetan los estándares de accesibilidad y usabilidad de los recursos tecnológicos, impide en numerosas ocasiones pedir una cita 'on line' con el médico, entre otros trámites, sin tener que pedir ayuda a terceros.

Por ello, dado que muchas personas mayores, con el paso de los años, ven limitada alguna de sus capacidades físicas o sensoriales, desde UDP demandan que todas las aplicaciones para teléfonos móviles, así como los recursos existentes en la web para hacer uso de servicios dirigidos a la ciudadanía, cumplan "sin excepción" con las pautas de accesibilidad universal y diseño para todas las personas.