Publicado 08/10/2020 11:34CET

Vithas Aguas Vivas crea la primera Unidad de Cuidados Paliativos en un hospital privado de Valencia

Atención domiciliaria
Atención domiciliaria - VITHAS - Archivo

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El hospital Vithas Aguas Vivas ha puesto en marcha una Unidad de Cuidados Paliativos centrada en la atención integral de las personas que padecen enfermedades graves, más allá de aquellas que sufren una patología oncológica.

La mayoría de los adultos que los necesitan padecen enfermedades crónicas como enfermedades cardiovasculares (38,5%), enfermedades respiratorias crónicas (10,3%), sida (5,7%) y diabetes (4,6%). Muchas otras afecciones pueden requerir asistencia paliativa; por ejemplo, insuficiencia renal, enfermedades hepáticas crónicas, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, artritis reumatoide, enfermedades neurológicas, demencia, anomalías congénitas y tuberculosis resistente a los medicamentos.

"Los tratamientos curativos y paliativos no son mutuamente excluyentes, sino que son una cuestión de énfasis; así, aplicaremos gradualmente un mayor número y proporción de medidas paliativas cuando avanza la enfermedad y el paciente deja de responder al tratamiento específico, pero garantizándolas desde el inicio de la enfermedad", ha dicho el responsable de la nueva unidad, Josep Esteve.

De esta forma, prosigue, deben comenzar como un soporte integral del control de la enfermedad, de síntomas como el dolor, y en muchas ocasiones trasladar el eje de todo ese seguimiento y cobertura asistencial al domicilio del paciente siempre que sea posible garantizar la cobertura asistencial en casa.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 80 por ciento de los pacientes con cáncer y el 67 por ciento de los pacientes con enfermedades cardiovasculares o enfermedades pulmonares obstructivas experimentarán dolor entre moderado e intenso en estadíos avanzados de la enfermedad. Actualmente tan solo un 14 por ciento de las personas que necesitan asistencia paliativa la recibe.

"El soporte se presta a través de la hospitalización, la atención domiciliaria y las consultas externas. La cobertura en casa supone una ventana de tranquilidad para los pacientes y sus familias. Es muy común que tanto el paciente en situación de recibir cuidados paliativos como sus familias se sientan desamparados. La posibilidad de ser atendido en casa suma confort, el trato se siente más cercano, y, además, se evitan posibles complicaciones derivadas del ingreso hospitalario", ha dicho el experto.

El equipo médico de la nueva unidad lo conforman internistas, oncólogos, médicos de familia, personal de enfermería y especialistas en el tratamiento del dolor. El papel de estos últimos es crucial. "Es mucha la labor que el personal de enfermería desempeña con estos pacientes, muchos de ellos con complicaciones por tumores cutáneos, necesidad de curas continuadas por heridas quirúrgicas, etc.", ha enfatizado Esteve.

Contador