El uso de 'Mavenclad' (Merck) permite controlar la esclerosis múltiple recurrente durante 4 años

Publicado 05/09/2017 17:14:01CET

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

Nuevos datos han demostrado que el tratamiento con cladribina en comprimidos orales, comercializado por Merck como 'Mavenclad', logra cuatro años de control de la esclerosis múltiple recurrente con solo dos años de tratamiento seguido de otros dos con placebo.

Así se desprende de los resultados publicados en la revista 'Multiple Sclerosis Journal', que muestran que los beneficios clínicos fueron similares y además tuvieron una menor frecuencia de eventos adversos que aquellos pacientes en tratamiento durante 4 años con el mismo fármaco.

En el estudio participaron 806 pacientes en los que se evaluaron diferentes variables de eficacia clínica, incluyendo la tasa anualizada de brotes y el riesgo de progresión confirmada de la discapacidad a tres meses según la Escala Expandida de Estado de Discapacidad (EDSS, en sus siglas en inglés).

Y la proporción de pacientes que permanecieron libres de brotes tras los cuatro años fue similar entre los pacientes que recibieron cladribina, en dosis de 3,5 mg/kg, seguido de placebo (75,6%) y aquellos que recibieron únicamente cladribina (81,2%).

Además, la proporción de pacientes que permanecieron libres de progresión confirmada de la discapacidad a 3 meses también fue similar en ambos grupos de tratamiento (72,4% frente a 77,4%).

"Los datos de esta publicación y otros artículos recientes indican que cladribina comprimidos puede actuar de manera selectiva sobre el sistema inmunitario adaptativo, particularmente sobre el grupo de linfocitos B, y por consiguiente, puede permitir que el sistema inmune se reconstituya al mismo tiempo que previene la actividad de la enfermedad en la mayoría de los pacientes tratados", ha destacado Gavin Giovannoni, investigador principal de los estudios CLARITY y catedrático de Neurología en Barts y la Facultad de Medicina y Odontología de Londres.

En agosto la Comisión Europea (CE) autorizó la comercialización de cladribina comprimidos como tratamiento frente a la esclerosis múltiple recurrente en adultos con alta actividad de la enfermedad en los 28 países de la Unión Europea (UE), además de Noruega, Liechtenstein e Islandia. Además, Merck tiene previsto solicitar la autorización para su comercialización a las entidades regulatorias de otros países, como Estados Unidos.